El canciller Héctor Timerman agradeció a sus pares por impulsar en la XXI Cumbre Iberoamericana la aprobación de una declaración en apoyo a los reclamos de la Argentina sobre las Islas Malvinas y señaló que la Argentina “no se ha liberado del yugo colonial”, pero “no dejará nunca de intentarlo por la vía pacífica”.

Timerman habló en el último tramo de la reunión de cancilleres para agradecer la decisión de promover una declaración en apoyo a la postura argentina sobre las Islas Malvinas, que el sábado será ratificada en la plenaria por los jefes de Estado.

”La Argentina es un país pacífico, es un país que no tiene conflictos con el mundo salvo con el Reino Unido, y hemos llevado el caso a Naciones Unidas, donde hay diez resoluciones de la Asamblea General que apoyan el diálogo”, agregó.

En esa línea de pensamiento, Timerman señaló que “quiero decirles porque somos parte de un continente que ha construido la historia sobre la base de la lucha contra el colonialismo, pero que aún queda clavado un puñal en nuestra América”.

Añadió que “con el apoyo de ustedes vamos a seguir bregando y vamos a llevar adelante la misma bandera que ustedes han llevado adelante en sus territorios”.

En este contexto, Timerman advirtió que “la Argentina aún no ha sido liberada del yugo colonial pero no dejará nunca de intentarlo por la vía pacífica, y crean que haciendo causa común con el apoyo de ustedes estamos seguros que lo vamos lograr”.

El canciller finalizó diciendo que “quiero agradecer una vez más en nombre del pueblo argentino, de la historia de los argentinos, de los muchos argentinos que murieron por la causa de la liberación en contra del colonialismo, el apoyo aquí brindado”.