Montevideo. La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú exige tener un veedor en la comisión de científicos que realizará los controles en el interior de la planta de UPM (ex Botnia).

El activista José Pouler dijo al diario El Observador que otra de las opciones que consideran es que este veedor esté en permanente contacto con los científicos y esté presente cuando se analicen las muestras extraídas de la fábrica.

Por su parte, el canciller argentino, Héctor Timerman dijo que “con mucho gusto” acepta reunirse con los integrantes de la Asamblea Ambiental de Gualeguaychú para “explicarles el acuerdo que finaliza el conflicto de Botnia”.

Así lo expresó el ministro argentino en su cuenta en Twitter, aunque aclaró que “hasta el momento” los activistas no lo han llamado para concretar un encuentro.

Timerman respondió así a la voluntad de los activistas de pedir un encuentro.

Así lo aseguraron los asambleístas Juan Veronessi y Luis Leissa, quienes criticaron el acuerdo y pusieron de relieve que el documento firmado por ambos gobiernos "está muy lejos" de lo que pretendían, según informa el portal de radio Máxima de Gualeguaychú.