Buenos Aires. El canciller argentino, Héctor Timerman, confirmó este sábado, a través de su cuenta de Twitter (@hectortimerman), que se complicó la negociación con Uruguay en busca de un acuerdo de monitoreo a la planta pastera de UPM.

La polémica está en el ingreso “irrestricto” a la planta por parte de científicos, algo que por ahora Uruguay no acepta. “En síntesis la posición argentina propone que los científicos tengan ingreso a todos los establecimientos en ambas márgenes”, escribió Timerman.

A las 9.30 de la mañana, luego de leer todos los diarios argentinos, el jerarca twitteo: “Sobre Botnia: Mejor La Nación y Página12. Clarín intenta provocar con una tapa engañosa”.

La edición impresa de La Nación señala que hay “más tironeos con Uruguay por el control de Botnia” y que “se cumplió el plazo pactado y sigue la discrepancia. Agrega que “el plan de vigilancia ambiental de Botnia volvió a generar tensiones diplomáticas entre Uruguay y la Argentina”.

Página 12 manifiesta en su portada que “la negociación quedó a mitad del río” y agrega en sus páginas interiores que es “un acuerdo que no logra salir a flote”. La publicación establece que las negociaciones “quedaron atascadas”.

Clarín titula: “Uruguay dice que hay acuerdo para controlar Botnia”.

Para argumentar eso cita las palabras del vicecanciller uruguayo, Roberto Conde, que el viernes manifestó que el “acuerdo está cerrado” y que se harán sondeos en el interior de la pastera por parte de personal técnico y científico.


El propio viernes Timerman chocó con Conde por esas expresiones. “Nuestra Cancillería desconoce a qué se refiere”, escribió el canciller argentino sobre las declaraciones de Conde.