El canciller Heraldo Muñoz revisó en Nueva York con varios asesores nuevos pasos para “afinar detalles” de la estrategia legal de su país frente a la demanda marítima presentada por Bolivia en la Corte de La Haya.

Muñoz se encuentra en Nueva York para encabezar en la sede de Naciones Unidas dos sesiones del Consejo de Seguridad, una referida a los desafíos para consolidar los procesos de paz, ya celebrada, y otra sobre Oriente Medio, programada para este jueves.

En declaraciones a los periodistas distribuidas por la Cancillería, Muñoz dijo que en Nueva York se había reunido con “uno de los coagentes y el asesor principal en el tema de Bolivia”.

Muñoz, que no precisó en sus declaraciones las personas con las que se reunió en Nueva York, dijo que ese encuentro forma parte de los contactos que están haciendo las autoridades chilenas para “afinar los alegatos en La Haya”.

La próxima reunión será en París. Indicó que a inicios de febrero próximo habrá una entrevista con el mismo tema en París, con abogados internacionales, y una reunión posterior en marzo.

“La próxima etapa serán los alegatos orales en La Haya y para eso hemos estado preparando el equipo tanto nacional como internacional en reuniones que hemos sostenido en París y ahora aprovechamos que estamos juntos (en Nueva York) para afinar detalles”, añadió.

Dijo que el gobierno defenderá los intereses de Chile “con toda la seriedad que corresponde y viendo los detalles de cada argumento”.

Bolivia busca una demanda "política y comunicacional". Como ya ha venido expresando Chile, la demanda de Bolivia “no tiene sustento” y por eso ha presentado una objeción preliminar a la competencia de la Corte de La Haya sobre este tema.

“Este es un caso que tiene distintas aristas. Una de ellas es eminentemente jurídica”, y otra “una dimensión política y comunicacional”, agregó.

Dijo que el gobierno boliviano ha buscado que se trate de una demanda “eminentemente política y comunicacional”, por lo que Chile también tiene que responder en ese ámbito.

Muñoz calificó además como un “rumor” supuestas intenciones de Chile de ofrecer a Bolivia un enclave en su territorio a cambio de que retire la demanda en La Haya el Gobierno de La Paz, y dijo que en todo caso tiene que ser Bolivia el país que aclare ese tema.

Esa supuesta oferta también fue desmentida por el presidente boliviano, Evo Morales.