Tras un encuentro de la Presidenta Michelle Bachelet con diputados, el canciller Heraldo Muñoz confirmó este lunes que no hay ningún sector del país que esté en desacuerdo con “impugnar la competencia de la corte de La Haya” respecto a la demanda boliviana, y anunció que ya se están “planificando acciones” para lanzar una ofensiva comunicacional para explicar la posición chilena.

Muñoz participó la tarde de este lunes en un encuentro de la Mandataria con la comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados en La Moneda, tras lo cual afirmó que “hasta ahora no hay ningún sector (del país) que se ha planteado contrario a impugnar” la competencia de La Haya en la demanda boliviana: “Esa es una tendencia muy clara”, reafirmó.

Sin embargo, apuntó que aún la presidenta no ha tomado una decisión. La disyuntiva ahora es “cuándo se hace”.

“Si hace antes del 15 de julio o se hace conjuntamente con la contramemoria, es decir, la respuesta a la demanda boliviana, cuyo plazo sería el 18 de febrero del próximo año”, precisó.

Explicó que la Mandataria “quiere escuchar a todos los sectores y falta la comisión de RREE del Senado para tomar esa decisión. La Presidenta va a tomar la mejor decisión para los intereses de Chile”.

La Presidenta probablemente haría esta reunión cuando regrese de sus viajes que tiene a Brasil y la cumbre de presidentes de la Alianza del Pacífico en México.

Ofensiva comunicacional. Aclaró además, que las “políticas comunicacionales no se anuncian, se hacen” y aseguró que el país está “planificando acciones, hemos desarrollado acciones importantes y vamos a seguir desarrollando acciones. Pero para eso no vamos a anunciar para que el adversario tenga elementos para contrarrestar nuestra iniciativa”.

“Para la ofensiva comunicacional que haremos oportunamente tendremos que utilizar, y vamos a utilizar a todos los actores, sean parlamentarios, ex presidentes, que sean necesarios. De hecho, para la cumbre del G77 que se va a realizar en Santa Cruz de la Sierra en Bolivia, estarán 6 parlamentarios (4 diputados y 2 senadores) de todos los colores políticos porque esta es una política de Estado.

Aunque “por el momento” no está contemplada la actuación en esta “campaña comunicacional” de algún ex Presidente, aclaró que existe la mejor disposición y le “vamos a pedir oportunamente que nos ayuden a difundir el mensaje de Chile”.

El canciller asegura el país responderá a la demanda con “argumentos de derechos y también con argumentos políticos”.

“Chile hará una defensa jurídica contundente pero también hará un planteamiento político y comunicacional como lo hicimos en la reunión de la OEA en Paraguay”, reafirmó el canciller.