Santiago. El ministro de Relaciones Exteriores chileno, Alfredo Moreno, aseguró que “no hay nada pendiente en materia limítrofe entre Chile y Bolivia”, reaccionando así al discurso del presidente boliviano Evo Morales, con motivo del Día del Mar, donde pidió a Chile dejar de ser un “mal vecino” en el tema marítimo.

Para el canciller chileno, el mandatario boliviano entrega en su discurso una “versión interesada de la historia y no reconoce el tratado de 1904 que ha sido respetado y cumplido por las partes”.

Además, hizo un “llamado a la comunidad internacional a estar atenta” porque -a su juicio- la proyectada demanda contra Chile en La Haya “sienta un precedente, ya que implica cuestionar los límites establecidos por el derecho internacional”.

“Chile lamenta que (el presidente Morales en su discurso) no haya mencionado el diálogo bilateral entre los dos países e insista en esta estrategia judicial sin fundamentos y alejada de la realidad”, afirmó el canciller.

Morales reiteró el empeño de su gobierno de demandar a Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para obtener una salida soberana al Océano Pacífico, aunque le aclaró al gobierno chileno que no se trata de un gesto “inamistoso” sino de un camino pacífico para lograr su anhelo.

Durante su alocución, el mandatario boliviano también detalló algunos elementos que considera de “mal vecino” respecto de Chile, como las minas antipersonales instaladas en la frontera y las supuestas declaraciones de personeros chilenos amenazando con usar la fuerza para resolver los conflicto bilaterales.

En La Moneda el vocero del Ejecutivo, Andrés Chadwick, respondió al jefe de Estado boliviano, afirmando que Chile sí es “un gran vecino” que respeta los tratados y acuerdos internacionales.

“La mejor vecindad es aquella que se establece sobre la base del respeto al derecho y aquella que, en el caso de países vecinos, se hace bajo el cumplimiento estricto del derecho internacional y de los tratados internacionales”, subrayó.

Chadwick recalcó además que las “calificaciones de buen o mal vecino que responden a criterios absolutamente subjetivos, no tiene ningún valor, los buenos vecinos presidente Morales, son aquellos que respetan la ley, respetan el derecho internacional, respetan los tratados internacionales y si usted lo entiende así, va a tener en Chile un gran vecino”.

Lea además en La Nación.cl: Evo Morales: “Chile no puede continuar siendo un mal vecino”