Buenos Aires. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina informó que el canciller Héctor Timerman viajó a Caracas para agradecer el apoyo de los países latinoamericanos al reclamo de su país ante el Reino Unido para recuperar la soberanía sobre islas Malvinas.

Timerman formulará el agradecimiento en el marco de la cumbre del Alianza Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (ALBA) que se realizará en esta ciudad el domingo.

"El canciller llega a Venezuela para transmitir personalmente a los presidentes y cancilleres presentes el agradecimiento de nuestro gobierno a los países de la región por el firme respaldo a los legítimos derechos de la República Argentina en la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas", informó la cancillería a través de un comunicado.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, es uno de los gobernantes de América Latina que ha manifestado abiertamente su respaldo al reclamo argentino.

“El Reino Unido debe abandonar las Islas Malvinas que son de la Argentina”, dijo Chávez en un acto público en el que también aseguró que su gobierno nunca dejará sola a Argentina en su demanda.

El comunicado de la Cancillería añade que los países latinoamericanos han formulado muchas veces su llamado al Reino Unido a cumplir con las resoluciones de las Naciones Unidas que instan a los dos países a negociar para buscar un acuerdo a la disputa por la soberanías de esas islas ocupadas por los ingleses desde 1833.

El viaje del canciller Timerman se produce además en el marco de las tensiones diplomáticas entre Argentina y el Reino Unido por la decisión de Londres de enviar un buque de guerra a las islas.

Argentina también criticó la llegada del príncipe heredero de la corona británica, Guillermo, quien llegó a Malvinas para una misión de entrenamiento como piloto militar.

Ambos países se enfrentaron hace 30 años en una guerra de 74 días que costó la vida de 255 ingleses y 649 argentinos y que culminó con la rendición incondicional de Argentina, superada indiscutiblemente por el poder militar de Inglaterra.

El gobierno de Argentina ha señalado que su reclamo por la soberanía de las islas es irrenunciable.