Honduras podría regresar a la OEA antes de finales de año, según el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, quien se reunió con sus homólogos centroamericanos y el responsable estadounidense para América Latina, Arturo Valenzuela.

"Pudimos constatar que hay algunos avances importantes en el proceso que nos pueden llevar, si todo sigue marchando bien, a una eventual reincorporación de Honduras a la OEA", declaró tras la reunión, celebrada al margen de la Asamblea General de la ONU.

"Nosotros esperamos que se resuelva en lo que queda del año", añadió.

La incorporación del ex presidente Manuel Zelaya al Parlamento Centroamericano fue uno de los avances que el canciller citó para resolver la situación.

"Otro asunto será el tema del retorno de Zelaya con garantías de seguridad a Honduras", concedió sin embargo el canciller.

Países como Venezuela y Brasil se han mostrado especialmente reticentes a esa reincorporación de Honduras al organismo continental.

"La idea es que bastaría con un consejo permanente si hay una solución", explicó Martínez.

Honduras fue expulsada de la OEA en julio del año pasado, durante la crisis política que estelló el 28 de junio, con la destitución del ex presidente Manuel Zelaya.

Desde entonces tuvieron lugar elecciones, de las que salió elegido Porfirio Lobo como nuevo mandatario, que al asumir en enero permitió la salida de Zelaya, quien se había refugiado en la embajada de Brasil tras ingresar al país en forma clandestina.

Los cancilleres de El Salvador, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Panamá asistieron a la reunión con Valenzuela, centrada en temas de seguridad. Nicaragua no participó.

La reunión sirvió para acelerar los planes conjuntos de seguridad en la región, azotada por la violencia creciente de las 'maras' (pandillas) y el crimen organizado.

Los cancilleres discutieron "cómo empezamos a ejecutar esas medidas, por ejemplo el patrullaje coordinado, y cómo Estados Unidos puede apoyar con su centro de monitoreo que está en Comalapa (El Salvador), para hacer una o varias operaciones simultáneas", explicó Martínez.

"Los criminales no están respetando fronteras, por eso la reunión se enfocó, a sugerencia nuestra, en dar luz verde para dar golpes fuertes al narcotráfico, incluso más allá de Centroamérica", añadió.

Esa acción coordinada y simultánea podría llegar "pronto", añadió.

Los cancilleres también avanzaron en la propuesta recientemente aprobada por los presidentes de la región de crear comisionados presidenciales para coordinar la lucha contra el narcotráfico.

El centro de operaciones de esa comisión de alto nivel estaría en Panamá, dijo Martínez.