El canciller Luis Almagro señaló en declaraciones al diario La República que más allá de la crisis diplomática que se vive actualmente con Gran Bretaña por la resolución del gobierno uruguayo de no permitir la entrada de buques con la bandera de las islas Malvinas al puerto de Montevideo, “tenemos un muy buen diálogo con Gran Bretaña”.

“Hay un tema puntual que nos separa y es Malvinas, pero esto no lo inventaron el presidente Mujica y el canciller Almagro, es la posición del país desde siempre”, sostuvo. El ministro de Relaciones Exteriores manifestó que claramente el gobierno no esperaba que esta decisión le causara gracia a Gran Bretaña, “esperábamos un planteo y han sido respetuosos, correctos y las instancias de diálogo están abiertas. No hay cataclismos diplomáticos”, destacó.

Almagro advirtió sobre la intención de algunos de “pintar esto (la prohibición de ingreso de buques de las Malvinas al puerto de Montevideo) como un alineamiento a la política argentina y eso es de una superficialidad tan grande, de una falta de criterio político tan garrafal que a uno lo deja perplejo”, señaló, al tiempo que recordó que esta posición ha sido avalada por todos los países de la Unasur y del Mercosur.

Respecto a las críticas que el gobierno ha recibido de la oposición respecto a este tema, el canciller manifestó que no tiene “inconvenientes con las expresiones de los líderes políticos opositores”, pero añadió que existen “grupos minúsculos dentro de los países tradicionales que pretenden facturar cierto sentimiento antiargentino”. “Yo no me puedo dejar afectar por eso. Algunos pueden decir pavadas, yo tengo que construir todos los días”, advirtió.

Almagro señaló que el apoyo a Argentina frente a Gran Bretaña en el tema Malvinas fue algo que se acordó en la cumbre de Anchorena celebrada en junio de 2010 entre ambos presidentes. “Si se repasa la agenda de temas de Anchorena, una veintena eran de interés de Uruguay, menos Malvinas y algún otro que era de interés argentino”, indicó.

Ingreso de Venezuela al Mercosur.  El canciller señaló que el ingreso de Venezuela al Mercosur, algo que procura el gobierno uruguayo, le dará al bloque “un poder económico y una expansión fortísima con una economía complementaria con el resto de los socios”.

En este sentido, señaló que durante la Cumbre del Mercosur celebrada la semana pasada nunca se intentó pasar por arriba de la postura del Parlamento paraguayo, que se opone al ingreso del Mercosur. No se intentó “porque los tiempos políticos tienen que ser respetados. Es mucho más importante la acción coordinada de los países para alcanzar la membresía plena de Venezuela que la solución intermedia”.