Tegucigalpa.El canciller Mario Canahuati declaró que "estamos haciendo alguna revisión" para cerrar algunas embajadas diplomáticas en Honduras tiene en América del Sur. 

La determinación se toma después de 14 meses de mandato de Lobo Sosa, tiempo durante el que los gobiernos de Venezuela, Brasil, Ecuador, Bolivia y Argentina han desconocido la legitimidad de la elección del presidente hondureño.

El canciller dijo que la "revisión" solo se hace en los países miembros de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur).

Estas naciones desconocen el gobierno hondureño desde el 28 de junio de 2009, cuando perdió el poder el ex presidente Manuel Zelaya.

Desde entonces han demandado, a cambio del reconocimiento diplomático, garantizar el retorno de Zelaya y suspenderle los juicios por corrupción que enfrenta en Honduras.

Este grupo de naciones ha controlado la Organización de Estados Americanos para evitar el reingreso de Honduras, que fue suspendida el 4 de julio de 2009.

Mantendrán relaciones. "No podemos dejar de tener relaciones con América Latina (...) le hemos presentado al presidente (Lobo Sosa) una propuesta de trabajo en la que podamos tener una embajada que tenga relación con otros países, de forma de que siempre tengamos vínculos con América Latina", explicó.

En ese sentido, las relaciones diplomáticas con la Unasur se pueden sostener a través de embajadores concurrentes.

El canciller ejemplificó que las representaciones diplomáticas de Honduras en Perú, Colombia y Chile (los únicos de Unasur que reconocen a Lobo Sosa) podrían fácilmente ser concurrentes en las naciones donde haya intereses comerciales.

El canciller dijo que esta decisión vendría a facilitar, desde el punto de vista presupuestario, la apertura de oficinas de interés comerciales en países como India, Singapur, China y Canadá.