Santiago. "Aquí lo que se pretende de alguna manera es insinuar que no está este sólido respaldo a la política de defensa de nuestros intereses nacionales", sentenció el canciller Heraldo Muñoz, al comentar la visita que realiza su par boliviano, David Choquehuanca, este viernes al país.

A juicio del Gobierno las actividades titular de Relaciones Exteriores de Bolivia con organizaciones sociales, "es un intento propagandístico de insinuar que no habría cohesión nacional respecto de la política de Estado que Chile tiene frente a la demanda boliviana".

Junto con destacar el apoyo transversal de la sociedad chilena en todos sus estamentos a la forma en que el Ejecutivo se ha manejado en este litigio, destacó que por ser un país abierto, libre la autoridad altiplánica "puede reunirse con quien quiera, y así lo ha hecho, a diferencia de lo que ha ocurrido con nuestro cónsul general que en sus visitas se ha creado un manto de dudas sobre sus actividades", acotó.

También refutó la versión de Choquehuanca en cuanto a que su país dio aviso con 72 horas de antelación como se estila. "Bolivia no informó, nos enteramos por los medios de comunicación de la visita del canciller boliviano, posteriormente enviaron una nota. Que eso quede claro. Y eso no se hace", emplazó.

Requerido en cuanto a si existe la posibilidad de que el Tribunal de La Haya obligue al país a ceder soberanía, Muñoz contestó tajante que "la soberanía territorial del Chile está resguardada, absolutamente salvaguardada, esa es nuestra obligación y no hay duda al respecto".

Recordó que "queda absolutamente claro que la Corte y así lo ha expresado en su fallo (sobre las objeciones preliminares en que Chile reclamó incompetencia del tribunal) no puede obligar a Chile a ceder territorio".