El canciller de Bolivia, David Choquehuanca, y su par paraguayo, Jorge Lara Castro, se reunieron este lunes para analizar la agenda bilateral entre ambos países.

En la reunión que en primera instancia fue privada, y que posteriormente se extendió a una plenaria con la participación de las comitivas oficiales de los dos países, los cancilleres efectuaron un amplio repaso de la relación bilateral, según un informe del ministerio de Relaciones Exteriores paraguayo, según el periódico Última Hora, de Paraguay.

La ejecución de los programas de cooperación, especialmente los relacionados con el mecanismo del Grupo Urupabol (Uruguay, Paraguay y Bolivia), el avance de los procesos de integración en la región, con énfasis en la integración energética y, finalmente, el análisis de la situación internacional, fueron algunos de los temas tratados por ambas autoridades.

El canciller paraguayo reafirmó en La Paz la vocación de amistad de su país con Bolivia y negó intenciones bélicas detrás de la reparación y modernización de cuarteles militares asentados en la zona fronteriza del Chaco.

El gobierno de Paraguay comenzó este lunes la reparación, modernización y equipamiento de tres cuarteles militares ubicados en la frontera con Bolivia con una inversión de US$40 millones.

Lara aseguró que ese hecho no significa armamentismo. “En Paraguay no estamos en esa posición, porque también confiamos en Bolivia”, dijo, según la agencia noticiosa ABI.

El ministro de Defensa de Paraguay, Cecilio Pérez Bordón, informó de que los fortines que serán refaccionados están en el denominado Chaco Boreal, unos 850 kilómetros al noroeste de la capital, y que en los próximos tres meses se creará un puesto militar en la triple frontera entre Argentina, Paraguay y Bolivia, informa el periódico El Nuevo Herald.

La nota agregó que en la reunión no se trató el tema del ex gobernador de Tarija, Mario Cossío, acusado de corrupción en Bolivia y asilado en Paraguay.