Lima. La canciller Eda Rivas ratificó este jueves el compromiso de los gobiernos de Perú y Chile de no dilatar la ejecución del fallo de la corte de La Haya, que fijó el límite marítimo entre ambos países, para cerrar una etapa y pasar a otra nueva que les permita trabajar juntos por el desarrollo.

En conferencia de prensa, afirmó que la sentencia será ejecutada en breve, de buena fe y de forma gradual, y añadió que así se han comprometido los mandatarios Ollanta Humala y Sebastián Piñera, al igual que la presidenta electa de Chile, Michelle Bachelet, reunidos este jueves en La Habana.

“Gradual quiere decir, ni corriendo ni arrastrando los pies, sino a paso ligero, de trecho corto. En realidad, el compromiso es no dilatar la ejecución de este fallo y comenzar a ejecutarlo. Ya hemos entrado a las 200 millas que están bajo nuestra jurisdicción”, expresó.

La jefa de la diplomacia peruana declaró desde la sede de Torre Tagle, donde estuvo acompañada por los integrantes del equipo jurídico peruano ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, grupo encabezado por el embajador Allan Wagner, agente peruano en ese tribunal.

Dijo que la sentencia de la CIJ de La Haya ha generado derechos y obligaciones para ambos Estados e indicó que la Cancillería está dedicada a su ejecución.

Subrayó que ya se encuentran trabajando en ese sentido y recordó que desde el pasado 27 de enero, día de la lectura del fallo, se encuentra un buque oceanográfico peruano en la zona marítima ganada, donde realiza una investigación sobre los recursos hidrobiológicos en esa área.

Luego de descartar que haya condicionamientos para ejecutar el fallo, indicó que en la próxima reunión que sostendrán los cancilleres y ministros de Defensa de Perú y Chile (2+2) se trabajará lo referido a la demarcación, por coordenadas, de la frontera marítima fijada por la Corte.

“Tenemos que medir en conjunto el punto de inicio de las 80 millas de la frontera marítima (con Chile) y luego la línea equidistante. La Corte no nos ha dado coordenadas, nos han encargado que lo miremos en conjunto como buenos vecinos y vamos a medirlo y empezar cuanto antes”, anotó.

Estimó, además, que en los primeros días de febrero se fijará un cronograma de cumplimiento del fallo para trazar las coordenadas respectivas del límite marítimo.

La ministra de Relaciones Exteriores aclaró que el Perú no tiene previsto suscribir la Convención del Mar (Convemar) ni que ello es un condicionante para la ejecución de la sentencia.

Además, puntualizó que el país es respetuoso del derecho internacional “y si hay algo que debemos ajustar, lo haremos, no hay duda”, apuntó.

También reiteró que el tema de la frontera marítima, que llevó a Perú y a Chile a La Haya, no tiene nada que ver con los límites terrestres con el vecino país del sur porque estos fueron establecidos en el Tratado de 1929.

De igual forma, declaró que en la reunión de presidentes de los países que conforman la Alianza del Pacífico (Perú, Chile, Colombia y México), prevista para el 10 de febrero en Cartagena, solo se discutirán temas relacionados con la asociación de este bloque.

La ministra también destacó el trabajo del equipo jurídico presidido por el embajador Allan Wagner y remarcó que su labor constituye un ejemplo de cómo tratar temas de importancia nacional.