La pregunta de un juez de la corte de La Haya, sobre si Perú y Chile podían en 1952 delimitar una área marítima sobre la base de la Declaración de Santiago, es una “invitación a reflexionar sobre el contexto histórico” en que se aprobó ese documento, dijo este sábado el canciller Rafael Roncagliolo.

“A mí me parece muy importante porque es una invitación a pensar las cosas en su contexto histórico. ¿Cuáles eran los temas en 1952? ¿Qué cosa estaba en la agenda y qué cosa no estaba en la agenda?”, expresó.

Durante los alegatos ante ese tribunal internacional, la parte peruana sustentó que ese acuerdo firmado por Perú, Chile y Ecuador fue suscrito para proteger el recurso marítimo de la depredación y, por tanto, no tenía ni tiene un carácter limítrofe.

La defensa chilena, por su parte, insistió en que se trata de un documento de carácter limítrofe, aunque esa declaración no contiene mapas ni estudio alguno de cartografía.

Roncagliolo declinó contestar la interrogante planteada por el juez marroquí Mohamed Bennouna al término de la primera ronda de alegatos, aunque comentó que “no podemos extrapolar la mirada del presente para aplicarla a hechos que se produjeron en un contexto con una agenda totalmente distinta”.

“De manera que la pregunta del juez marroquí me parece de la máxima importancia y creo que el magistrado Bennouna ha hecho una invitación a una reflexión colectiva general”, añadió.

En la víspera, al final de la exposición de la parte chilena, el magistrado marroquí preguntó por la naturaleza y alcance de esa declaración, a la que apela Chile para sostener el límite marítimo con Perú ya está fijado.

“¿Consideran ustedes, en tanto que signatarios de la Declaración de Santiago en 1952, que podían en esa fecha, conforme al derecho internacional general, proclamar y delimitar una zona marítima de soberanía y jurisdicción exclusivas sobre el mar que baña las costas de sus respectivos países, hasta una distancia mínima de las 200 millas marinas desde las referidas costas?”, interrogó el magistrado.

“Creo que es una pregunta muy interesante, pero no voy a intentar responderla porque debo guardar la prudencia por estar a la mitad de la fase oral, de manera que la respuesta oficial a la pregunta la va a dar el equipo de mar, el equipo que ahora está trabajando”, precisó el canciller.

Los equipos jurídicos de Chile y Perú responderán el martes 11 (a las 4.00, hora peruana) a la interrogante para que los miembros de la Corte puedan dilucidar la naturaleza de la Declaración de Santiago.

Por otro lado, el canciller Roncagliolo resaltó el papel de los medios periodísticos en la fase oral del contencioso porque realizan una tarea didáctica fundamental, convirtiendo al país en un aula para explicar y discutir un tema que es de enorme importancia.

“Y eso es fundamental porque una opinión ilustrada es una opinión que puede discernir y juzgar una sentencia que puede ser compleja porque el caso tiene sus complejidades”, anotó en RPP.