Lima, Andina. El canciller José García Belaunde dijo este sábado que la política de “cuerdas separadas” en la relación con Chile, quizá ya no tenga la relevancia que tuvo en su momento, porque ambos países aceptaron que el diferendo marítimo debe resolverse en la Corte de La Haya.

Recordó que esa política fue propuesta hace años atrás por el presidente Alan García Pérez con el fin de llevar por una cuerda el tema marítimo y por otra los demás aspectos de la relación bilateral.

Sin embargo, manifestó que esa situación cambió con la decisión del actual gobierno de Chile de “encapsular” el tema del diferendo marítimo en La Haya y trabajar una agenda mayor en la relación bilateral.

“En ese sentido hablar de ‘cuerdas separadas’ quizá ya no tenga la relevancia que tenía antes porque las dos partes están de acuerdo en que el tema de la delimitación marítima está en La Haya y que la dos partes están de acuerdo en que una vez que se dé el fallo se va acatar”.

“Ahora se puede hablar en otros términos si se quiere”, añadió en RPP.