Lima. La visita del presidente del Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN, el máximo órgano legislativo) de China, Zhang Dejiang, a Perú, significa la afirmación de que las relaciones bilaterales entre los dos países están en plena integración y madurez.

Así lo afirmó el ministro de Relaciones Exteriores peruano, Gonzalo Gutiérrez, en una reciente entrevista exclusiva con Xinhua.

La presencia por primera vez en Lima del máximo legislador de China, a invitación de la titular del Congreso Nacional, Ana Solórzano, implica un acercamiento positivo entre los Poderes Legislativos de ambos países y un intercambio de enfoques y experiencias para alcanzar metas conjuntas, dijo Gutiérrez a Xinhua, en la sede de la Cancillería peruana.

Gutiérrez mencionó que con Zhang Dejiang, el mandatario peruano, Ollanta Humala, sostuvo un encuentro en Beijing, tras su asistencia a la 22ª Reunión de Líderes Económicos del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), desarrollada los días 10 y 11 de noviembre en la capital china.

En esa ocasión, ambas partes coincidieron sobre la importancia del diálogo para resolver situaciones y hacer que el proceso de asociación estratégica integral sea cada vez más fluido, denso y diversificado, dijo el jefe de la diplomacia peruana.

Gutiérrez recordó que, durante su permanencia como embajador peruano en Beijing (2011-junio de 2014), el actual presidente del Comité Permanente de la APN le comentó su fascinación por Perú, por ser un país de grandes atractivos, así como por ser uno de los primeros en América Latina en establecer relaciones diplomáticas con China, en 1971.

Asimismo, anotó que durante su estadía, Zhang visitará la Casa de la Amistad Chino-Peruana, en el distrito de Jesús María de la Gran Lima, que será un escenario para profundizar el intercambio de conocimientos entre dos pueblos de larga y vigente civilización.

La moderna construcción, sobre una superficie de 1.316 metros cuadrados, comprende un auditorio de 350 localidades, salas de usos múltiples, lugares recreativos, galerías de arte y cámaras de videovigilancia, entre otros ambientes.

Gutiérrez lamentó, por otra parte, que la visita de Zhang sea corta, porque le hubiera gustado que Zhang conociera la sur andina ciudad del Cusco, tierra donde emergió la cultura inca y donde se halla el mayor ícono turístico, la ciudadela de piedra Machu Picchu.

Al preguntarle al diplomático peruano sobre las relaciones bilaterales, expresó que con China los lazos están en un nivel creciente, en un alto nivel de madurez y encaminados a la integración y complementación. "Estamos en un nivel de proceso en que, cada vez, vamos a ser más sofisticados, densos y diversificados, con respeto mutuo", añadió.

En cuanto a la pregunta "cuál era su apreciación del APEC", que cumple 25 años, Gutiérrez dijo: "Para Perú el APEC, al que ingresamos en 1998, ha sido un trampolín eficiente para proyectarnos hacia el Asia-Pacífico, abriéndonos puertas para interrelacionarnos y los resultados están a la vista, entre ellos los acuerdos de libre comercio suscritos y vigentes con China, Japón, la República de Corea, Singapur y Tailandia".

El APEC ha sentado bases para generar una comunidad de intereses en la Cuenca del Pacífico, "y creo que la última reunión, en Beijing, fue importante" en la que se logró el consenso de las 21 economías para iniciar la hoja de ruta dirigida al establecimiento del área de libre comercio.

Refirió que, por cierto, la tarea para alcanzar el área de libre comercio es complicada, no es fácil, pero hay que encaminarse hacia un esquema homogéneo porque cada una de las economías del APEC tiene una red de acuerdos bilaterales y multilaterales, puntualizando en que hay características particulares, verbigracia, normas de origen, servicios, unos incluyen inversión y otros no, otros tienen altos estándares en el tema de la propiedad intelectual, mecanismos de solución frente a las controversias.

En ese sentido, Gutiérrez destacó una frase, que considera emblemática entre los chinos, "el beneficio mutuo y la ganancia compartida", a lo que él agrega "el desarrollo común" de los pueblos.

Al preguntarle sobre la integración de América Latina, anotó que en la región existen diverso esquemas, como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Comunidad Andina de Naciones (CAN), el Mercado Común del Sur (Mercosur), el Acuerdo de la Alianza del Pacífico (AAP) y la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), entre otros.

Señaló que en el caso de la AAP, iniciativa peruana e integrada por Perú, Colombia, Chile y México, uno de sus temas principales en la vinculación con el Asia-Pacífico, que en una primera etapa está diseñando un mecanismo de integración económica y comercial y que está encaminada a una segunda fase, que tiene que ver la proyección conjunta.

"No es casualidad que tres de los países (Perú, Chile y México) son parte del APEC y Colombia está negociando su ingreso; tampoco es por azar que dos de los países (Perú y México) tengan una asociación estratégica integral con China", dijo.

En ese sentido, concluyó: "Vamos a proyectarnos unidos para una diversificación de los flujos de inversión, que vayan más allá de la explotación de recursos naturales para que se traduzca también en infraestructura, transferencia de ciencia y tecnología y ser lo suficientemente atractivos para que las empresas de alta tecnología, como las de China, puedan establecerse en nuestros territorios".