Venezuela. La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, responsabilizó al gobierno de Estados Unidos de la actual situación de tensión que vive su país, y aseveró que Washington persigue crear el escenario idóneo para una "intervención".

"La coyuntura que hoy se presenta en Venezuela no es hecha aquí, tiene marca imperial. Ayer el presidente (Nicolás) Maduro le dijo al presidente Donald Trump 'saca tus manos de Venezuela'", expresó la jefa de la diplomacia venezolana durante un acto con adeptos oficialistas en el estado de Barinas.

Rodríguez afirmó que la crisis que irriga a Venezuela es azuzada por la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD, derecha), bloque que se ha negado a debatir con el gobierno ante la última convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente (ANC), y que en cambio protagoniza acciones de calle desde hace 50 días.

"Hemos visto el papel que juegan los diputados de la oposición. Hemos visto a Julio Borges (presidente de la Asamblea Nacional) que fue de rodillas al Pentágono a pedir la intervención de Venezuela", sostuvo.

Rodríguez, quien recientemente rechazó las sanciones unilaterales del Departamento del Tesoro de EE.UU. en contra de ocho magistrados del Poder Judicial y ha denunciado que se intente llevar el tema Venezuela al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, auguró una "derrota" de las "pretensiones" estadounidenses.

"Nosotros le decimos al imperio más bárbaro que haya conocido la historia de la humanidad: Te vamos a derrotar", enfatizó.

Sobre la MUD, opinó que "es una clase política apátrida, que el único ejercicio que le corresponde es el que están ejerciendo hoy, la violencia, el camino anticonstitucional, el camino antidemocrático".

El gobierno venezolano ha insistido en su invitación al bloque opositor para dialogar en torno a la ANC, que a juicio de las autoridades, es el nuevo escenario para dirimir las tensiones políticas.

La MUD no ha atendido al llamado del Ejecutivo, y ha decidido profundizar su permanencia en las calles en demanda de elecciones presidenciales adelantadas, la apertura de un canal humanitario, la liberación de políticos opositores procesados judicialmente y el reconocimiento a la Asamblea Nacional que se encuentra en desacato.