Elías Jaua señaló al ex presidente colombiano Álvaro Uribe como promotor de las divisiones y dijo que América Latina reconoce en Venezuela la profundización de la democracia.

El canciller de Venezuela, Elías Jaua, embistió contra "la estrategia de la ultraderecha latinoamericana" que apunta a "quebrantar la unidad" que se construyó entre los países de la región y renovó sus cuestionamientos hacia el ex presidente colombiano Álvaro Uribe.

Jaua aseguró que "no será desde el Perú que se pretenda desmembrar la unión suramericana", y destacó que su par peruano, Rafael Roncagliolo, dejó en claro que no se gestiona "ninguna reunión de la Unasur" para tratar la situación de Venezuela.

En una conferencia que brindó en la sede de la Cancillería venezolana, resaltó la relación de "hermandad" que tiene Caracas con los gobiernos de Ollanta Humala y Juan Manuel Santos.

"La persona que quiere descarrilar las relaciones de Venezuela y Colombia, más temprano que tarde estará sentado ante un tribunal para rendir cuentas de los graves crímenes de lesa humanidad que cometió contra el pueblo colombiano. No será él quien haga pelear nuevamente a Venezuela y Colombia", advirtió Jaua en directa referencia a Uribe.

Uribe, antecesor de Santos, fue varias veces cuestionado por su política contra las FARC y el ELN, y señalado como responsable de crímenes de lesa humanidad y violaciones a los derechos humanos.

Jaua precisó que "las fuerzas latinoamericanas reconocen en Venezuela la profundización de la democracia" y el hecho de que "seguirá habiendo revolución chavista para consolidar la unión latinoamericana y caribeña", consignó la agencia Ansa.