Caracas. El canciller venezolano, Elías Jaua, denunció este jueves que los hechos violentos ocurridos la víspera en el país son una réplica de lo sucedido en abril de 2002 cuando sectores de la derecha ejecutaron un golpe de Estado.

En entrevista concedida al canal multiestatal Telesur, Jaua aseveró que ha llegado el momento en el cual "el Estado está obligado a actuar con justicia, en el marco de la ley y la Constitución".

Añadió que el Estado debe "actuar para poner frente a este grupo violento, fascista, lleno de odio, que de cuando en cuando enluta al pueblo venezolano, en su fallido afán de detener lo que no pueden detener: la victoriosa Revolución Bolivariana".

El ministro de exteriores explicó además que la intención era expandir la violencia en todo el país buscando el pronunciamiento de algún militar que frente al caos que se intentaba generar decidiera actuar para poner orden a la situación.

"Ese es el esquema que vienen trabajando desde hace 15 años porque detrás de estos grupos fascistas está el interés trasnacional de lograr que en Venezuela se ponga fin al proyecto soberano del manejo de nuestros recursos, a una distribución igualitaria del ingreso nacional para erradicar definitivamente la pobreza y el hambre de nuestro país", sentenció Jaua.

Finalmente el canciller agradeció las muestras de solidaridad que ha recibido el Ejecutivo y el pueblo venezolano de parte de gobiernos y movimientos sociales de América Latina, luego de los hechos violentos de la derecha fascista ocurridos el miércoles.

"Quiero agradecer las llamadas de solidaridad que hemos tenido desde anoche, de los cancilleres, de los gobiernos de América Latina, de Ecuador, de Argentina, de Brasil, de Nicaragua, de Cuba, de los movimientos sociales de todo nuestro continente solidarizándose con el pueblo venezolano, con la democracia venezolana", expresó Jaua.

Al tiempo que agregó, "desde aquí en nombre del presidente, Nicolás Maduro, y de nuestro pueblo el mayor agradecimiento a quienes por encima del cerco mediático que se interpone a Venezuela saben la verdad de lo que Venezuela está enfrentado, saben la verdad que Venezuela está enfrentado a un grupo fascista".

Sobre este mismo asunto se pronunció también a través de la red social Twitter, el vicepresidente ejecutivo de la República, Jorge Arreaza quien señaló que "hemos detectado un plan golpista al peor estilo, frente a ello, no permitiremos que perturben la paz del pueblo. Hemos tenido contacto con dirigentes de oposición que aseguran que se deslindan de los hechos violentos. Todos debemos aislar a los golpistas", dijo.

Asimismo el alcalde del municipio capitalino Libertador, Jorge Rodríguez, durante una entrevista divulgada por medios locales, llamó a incorporar el tema de la violencia política en el Plan Nacional de Pacificación, propuesta ideada por el presidente de la República, Nicolás Maduro, para construir la paz ciudadana y luchar contra la criminalidad que será presentado mañana viernes.

"Tenemos que insistir con el Plan de Pacificación. El presidente Maduro ha sido un campeón en la convocatoria al diálogo y la pacificación. A la lucha contra la violencia debemos incorporar una guerra contra la violencia política", expresó Rodríguez.

El alcalde metropolitano hizo también un llamado a los dirigentes de oposición que han mostrado su intención de unirse al Plan de Pacificación a que se "desmarquen de estas expresiones de violencia auspiciadas el miércoles por gente que está en sus propias filas. Si realmente creen en la expresión de la democracia deberían incorporarse a esta lucha contra la violencia y contra la violencia política", expresó.

Al concluir su intervención Rodríguez puntualizó también que ante cualquier intento de la derecha de desestabilizar a la nación suramericana, "vamos a defender el derecho de los venezolanos a la paz y a vivir en democracia. Vamos a defender a las instituciones democráticas del país y todo nuestro pueblo de los ataques de la oposición".