Caracas. El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Nicolás Maduro, restó importancia a las declaraciones del presidente colombiano Álvaro Uribe, quien el sábado exigió respeto por los colombianos en el extranjero.

El canciller venezolano aseguró, tras una reunión con una delegación china en Pekín, que “estamos encargados de cosas productivas e importantes con China, no de ese señor. No queremos darle importancia (a sus declaraciones)”, consignó El Tiempo.

El jefe de Estado colombiano exigió “respeto por la vida y la libertad” de sus compatriotas, en referencia a los recientes arrestos de varios colombianos en Venezuela. “Frente a otros países nosotros pensamos que es primero la seguridad de los colombianos que dejarnos someter por el comercio”, informó Univisión.

"Dejamos atrás las relaciones internacionales de abrazos hipócritas para empezar la época de relaciones internacionales de sincera lucha contra el terrorismo", agregó Uribe.