Los cancilleres de los países que integran la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) discutieron este jueves en Caracas la agenda política del bloque regional latinoamericano.

El canciller venezolano Elías Jaua encabezó la apertura del X Consejo Político del mecanismo de integración regional y Tratado de Comercio de los Pueblos que se celebra en la Casa Amarilla, sede protocolar de la cancillería de Venezuela.

Otros temas a discusión son el estado de los acuerdos de cooperación multilateral y las presidenciales que se celebrarán en Paraguay tras la interrupcion del período constitucional de Fernando Lugo, destituido en junio pasado por el Senado vía juicio político.

Durante el encuentro, los representantes de los gobiernos de Venezuela y Nicaragua realizarán la primera operación a través del Sucre (Sistema Unitario de Compensacion Regional).

También conversaron sobre los impactos regionales de los resultados electorales en Cuba y Ecuador por la reelección presidencial de Raúl Castro y Rafael Correa, en orden respectivo.

La ALBA es una iniciativa regional creada en 2004 por Venezuela y Cuba, y que opera con base en principios como la solidaridad y la cooperación entre sus integrantes.

En la actualidad cuenta con ocho miembros permanentes: Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Dominica, San Vicente y las Granadinas, Antigua y Barbuda y los dos fundadores.