Ecuador espera que no haya “consecuencias” por haber declarado persona no grata a la embajadora estadounidense, Heather Hodges, y exigir su salida del país lo más pronto posible, declaró el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño.

“Nosotros esperamos que no las haya, pero si hay consecuencias, hay consecuencias”, dijo el diplomático al canal Ecuavisa, y agregó que “toda medida, toda conducta de dignidad tiene consecuencias”.

Patiño señaló que "mantenemos y esperamos que se mantengan las relaciones con el gobierno de los Estados Unidos de la manera en que se han mantenido. Son excelentes, cordiales, amistosos, de cooperación mutua".

El canciller añadió que Quito no tomó una decisión diplomática "en contra del gobierno de los Estados Unidos, sino específicamente en relación a la conducta de la señora embajadora".

Este martes, Ecuador pidió la salida de Hodges tras la filtración por WikiLeaks de un cable que afirma que el presidente socialista Rafael Correa nombró en 2008 a un jefe de la Policía a sabiendas de que era corrupto, el cual supuestamente fue firmado por la embajadora en 2009.

* Con información de El Comercio (Ecuador) y El Espectador (Colombia).