Tegucigalpa. La cancillería de Honduras pretende mejorar la atención que se brinda a los migrantes que son retornados tras intentar buscar el "sueño americano".

Y es que las autoridades de la secretaría de Relaciones Exteriores reinstalaron este jueves la Comisión Técnica para la Atención del Migrante Retornado paralizada desde hace 18 meses en el país.

La instancia quedó reactivada tras un encuentro entre el vicecanciller, Alden Rivera y la encargada del Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR), sor Valdette Willeman.

La Comisión estará integrada por funcionarios de Relaciones Exteriores, Secretaría de Seguridad, Interior y Población a través de la Dirección General de Migración y la Organización Internacional de Migración (OIT).

Rivera manifestó que la idea es mejorar las instalaciones físicas del Centro de Atención al Migrante, ampliar los servicios de alimentación y transporte para dar una mejor respuesta a los connacionales que son retornados.

El vicecanciller comentó que se busca habilitar nuevos centros de atención al migrante retornado en la frontera con Guatemala, posiblemente en la zona de Corinto, asimismo se estudia la posibilidad de abrir un centro en Agua Caliente y mejorar la infraestructura de una casa de la iglesia católica que opera en Ocotepeque.

En 2010, 25.000 hondureños fueron retornados vía terrestre desde México y otros 25.000 vía aérea desde Estados Unidos. "Contar con un centro de atención vía terrestre tiene tanto peso como habilitar los servicios que tenemos en el aeropuerto de Tegucigalpa y San Pedro Sula", dijo el vicecanciller.

La cancillería estima invertir medio millón de lempiras para habilitar el centro de atención vía terrestre en la zona fronteriza Honduras-Guatemala y otro medio millón de lempiras para mejorar las instalaciones de los centros de Atención al Migrante de Tegucigalpa y San Pedro Sula.