Lima. La candidata de centroizquierda a la alcaldía de la capital de Perú, la mayor plaza electoral del país, lideró una encuesta de intención de voto, aunque seguida a poca distancia por su rival conservadora, a un día de unas elecciones clave para las presidenciales del 2011.

Susana Villarán tiene un 39% de intenciones de voto y podría convertirse en la primera alcaldesa de Lima elegida en las urnas, según la encuesta del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Católica, realizada el 1 de octubre y enviada este sábado a la prensa extranjera.

En tanto, Lourdes Flores, quien había estado liderando los sondeos por varios meses, tiene un 36% de respaldo.

El sondeo tiene un nivel de confianza de 95% y una muestra de 522 personas, entrevistadas por teléfono en 36 distritos de Lima Metropolitana, según la universidad local.

Las elecciones de este domingo son municipales y regionales a nivel nacional, pero el interés se centra en Lima, pues los resultados podrían alterar el mapa político del país a seis meses de los comicios presidenciales, ante el esperado avance de una izquierda moderada y líderes independientes.

Un posible triunfo de Villarán, el primero de importancia de un candidato de izquierda en Lima en casi tres décadas, ha preocupado a los inversionistas en el país andino, cuya economía crece a una de las mayores tasas del mundo.

El mercado teme que surja un candidato presidencial de izquierda que ponga en jaque los miles de millones de dólares en inversión en el país con ricos recursos naturales.

Villarán, de 61 años y que emergió en las encuestas en las última semanas, afirma sin embargo que representa a una izquierda moderna y no se opone a la inversión privada.

Para aplacar los temores, Villarán dijo esta semana que su opción política no tiene nada que ver con el "militarismo autoritario" del presidente venezolano Hugo Chávez.

También se ha distanciado del líder nacionalista y militar retirado Ollanta Humala, temido por los inversionistas por su discurso contra el libre mercado y que planea postular para las elecciones presidenciales de abril del próximo año.

Modelos de izquierda. La eventual victoria de la izquierda en Lima y de la mayoría de líderes independientes en las 25 regiones de Perú será una dura derrota contra los partidos tradicionales y un revés para el gobierno del presidente Alan García, a quien le restan ocho meses para culminar su mandato de cinco años.

Ninguno de los partidos que representan a candidatos presidenciales con posibilidades en el 2011, incluyendo al oficialista APRA, ha presentado candidatura para Lima.

Villarán planteó durante su campaña temas polémicos como su apoyo al aborto tras violaciones y al matrimonio de los gays; además de haber confesado que fumó marihuana cuando era joven.

La centroizquierdista ha dicho que su partido Fuerza Social presentará candidato presidencial y que su ideología política se parece a los modelos de izquierda de Brasil o Chile.

Su rival Flores, una respetada abogada de 50 años que representa a dos partidos de derecha, ha participado dos veces sin éxito como candidata presidencial.

Según analistas, el avance de una opción de izquierda hace impredecible las elecciones, dado que los peruanos mayormente cambian o deciden a última hora por quién votar.

A seis meses de la elección presidencial, la legisladora conservadora e hija del ex presidente Alberto Fujimori, Keiko Fujimori, lidera las preferencias con un 24% en las intenciones de voto, según sondeo de la firma Ipsos Apoyo.

Le siguen el pragmático alcalde capitalino, Luis Castañeda, con un 19%; el ex presidente Alejandro Toledo, con un 16%, y el nacionalista Humala, con un 14%.

Los tres primeros son considerados como partidarios de la inversión privada, mientras que Humala -quien llegó a la segunda vuelta en las presidenciales del 2006- es temido por los inversores por su discurso contra el libre comercio.