Nueva York. La candidata a la presidencia de Brasil por el Partido Verde espera que el uso de las redes sociales en internet la ayude a mejorar sus posibilidades para la elección de octubre, mientras busca acortar la brecha con los dos favoritos.

Marina Silva, que de recolectar caucho pasó a defender la selva amazónica, tuvo 10% de intención de voto en una reciente encuesta, contra 39% que recogieron tanto José Serra, del opositor PSDB, como la oficialista Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores.

Los analistas dicen que Silva enfrenta una dura tarea para pasar a una segunda vuelta, pero que su desempeño podría determinar si es necesario un balotaje. Los candidatos presidenciales necesitan más de 50% de los votos para consagrarse en primera vuelta en Brasil.

Silva dijo este jueves durante una visita a Nueva York que espera que el uso de medios sociales como Twitter y Facebook la ayude a propagar sus ideas sobre un crecimiento sustentable sin dañar el medio ambiente, especialmente para llegar a votantes jóvenes.

La candidata dijo que los medios sociales ayudaban a compensar el limitado espacio en televisión adjudicado a su partido minoritario, y espera que la gente haga donaciones a su campaña a través de su sitio web.

"Cada vez que veo las encuestas me entusiasmo mucho con los resultados", dijo Silva, de 52 años, a periodistas en Nueva York, tras dos días de reuniones con inversores internacionales.

"Tenemos un promedio de 10% de los votos. Si consideramos que apenas iniciamos la campaña, eso es muy prometedor", agregó.

Silva es la segunda candidata brasileña en visitar Nueva York, después de Rousseff, como parte de una serie de reuniones con la comunidad internacional organizada por el mercado brasileño BM&FBovespa, que desea atraer inversiones al país.

El candidato a vicepresidente que acompaña a Silva, Guilherme Leal, dueño de la compañía de cosméticos Natura, dijo que Silva era desconocida para 48% del electorado pese a haber sido senadora por el estado de Acre y ministra de Medio Ambiente durante la presidencia de Luiz Inácio Lula da Silva.

Leal se manifestó confiado en que la propagación de las ideas de Silva a través de las redes sociales podría provocar un giro en las encuestas, similar al ya visto este año en Colombia y en Gran Bretaña con el candidato "verde" Antanas Mockus y con el líder liberal demócrata Nick Clegg, respectivamente.