Sao Paulo. La candidata presidencial oficialista de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró este lunes tener suficiente experiencia para gobernar al país, saliendo al paso a comentarios de otros políticos que dudan de su capacidad.

El diputado Ciro Gomes, quien virtualmente ha desistido de competir por la presidencia de la nación sudamericana y espera una decisión al respecto por parte de su conglomerado, el Partido Socialista Brasileño (PSB), dijo el fin de semana que Rousseff carecía de liderazgo y experiencia para gobernar.

Esos comentarios fueron interpretados por analistas como un apoyo indirecto al principal candidato opositor José Serra, ex gobernador del estado de Sao Paulo y quien lidera las encuestas de intención de voto para los comicios del 3 de octubre.

Rousseff, quien fue hasta marzo jefa de Gabinete del popular presidente Luiz Inácio Lula da Silva, lucha por superar a Serra.

"El hecho de haber participado en los últimos cinco años y medio en la coordinación de todos los programas de Gobierno y de haber ayudado al presidente en la coordinación de los ministerios me acredita", dijo Rousseff en una entrevista con la radioemisora Brasil Sul.

"Pero creo también que no soy una política tradicional", agregó.

Rousseff además desmenuzó su experiencia administrativa, que tuvo su inicio en la alcaldía de Porto Alegre, donde ejerció el cargo de secretaria de Hacienda. En el Gobierno federal, fue ministra de Minas y Energía de Lula antes de ocupar la jefatura de Gabinete.

Al ser consultada sobre los sondeos de intención de voto, Rousseff dijo que éstos "cambian como cambia el viento". Pese al comentario, agregó que era "relevante" haber subido de menos de 10% hasta 31% de las preferencias en las encuestas.

En el sondeo más reciente, de Datafolha, Serra obtuvo 38% de las intenciones de voto, mientras que Rousseff recibió un respaldo de 28%.

Gomes consideró que Serra es más preparado y más capaz que Rousseff para gobernar.

"Serra es el más preparado", comentó al compararlo con Rousseff, aunque añadió que "es autoritario, solitario" y que "trata al adversario como un enemigo a ser destruido".

Sobre Rousseff, dijo que "ella no tiene ninguna elección en su vida".

"Los primeros movimientos de ella ya me dejaron los cabellos de punta", agregó al criticar a la candidata del oficialista Partido de los Trabajadores (PT).