Sao Paulo. El candidato de extrema derecha a la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro, sigue internado en estado grave en la unidad de cuidados intensivos de un hospital de Sao Paulo y será sometido a una segunda cirugía para reconstruir su tracto intestinal tras un ataque con cuchillo la semana pasada, indicó este lunes un parte médico.

Bolsonaro, quien lidera los sondeos para la contienda electoral de octubre, sufrió graves lesiones en sus intestinos grueso y delgado tras ser apuñalado en el abdomen durante un acto de campaña este jueves en la localidad de Juiz de Fora.

El hospital Albert Einstein dijo en un comunicado que el candidato del Partido Liberal Social no muestra señales de infección y está recibiendo apoyo de fisioterapia respiratoria y motora.

Este domingo, Bolsonaro dijo en Twitter que pronto volverá a encontrarse "al 100%" y que no daría "el gusto" a dejar la campaña presidencial a quienes así lo desean.

El ataque al candidato, ensombrece aún más las elecciones más impredecibles de Brasil en tres décadas. Las investigaciones de corrupción han llevado a prisión a decenas de poderosos hombres de los negocios y la política en los últimos años y han indignado a los votantes.

Bolsonaro ha molestado durante años a muchos brasileños con sus comentarios extremistas sobre raza, género y orientación sexual, pero también es visto por muchos de sus seguidores como una figura emergente que podría limpiar un sistema destruido.

Las encuestas le dan a Bolsonaro alrededor de un 22% de los votos en simulaciones de la primera vuelta. Sin embargo, también muestran que perdería ante la mayoría de los rivales en el caso probable de un balotaje.