El candidato presidencial oficialista y ex mandatario de Uruguay, Tabaré Vázquez, prometió reducir la carga impositiva gradualmente y "sin aventuras epopéyicas" en un eventual tercer gobierno del izquierdista Frente Amplio (FA).

"La idea es bajar la carga impositiva a toda la población", aseguró Vázquez en una entrevista que este lunes publica el periódico local "La Diaria".

Aclaró que esa reducción se hará "en la medida en que se pueda, porque estamos hablando de una política gradual, no estamos para aventuras epopéyicas" porque "es un tema para actuar con racionalidad y seriedad".

La meta de su equipo es bajar "la carga de los impuestos indirectos y, al mismo tiempo, mejorando aun más la gestión de la Dirección General Impositiva [DGI], para lograr que cada vez haya menos informalidad".

"Si todos pagamos los impuestos que nos corresponden, todos vamos a pagar menos", sostuvo quien encabezó el primer gobierno del FA entre 2005 y 2010.

Vázquez, de 74 años, dijo que "hay margen para aplicar más deducciones" al Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y así ir bajando su carga impositiva.

Además, señaló que un gobierno del FA "no piensa para nada en hacer un ajuste fiscal. Sí en trabajar para ir buscando algunos elementos que permitan disminuir ese déficit", ubicado en 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB).

"El déficit fiscal que hoy tenemos es propio de un país que está en año electoral; en cada año electoral, con la excepción de 2004, siempre hay un incremento del déficit fiscal, que después se corrige", explicó.

Vázquez se ha mostrado convencido de un triunfo del FA en las elecciones del 26 de octubre, que definirán al sucesor del presidente José Mujica.

En las últimas encuestas, el FA tiene un intención de voto que ronda el 41%, el opositor Partido Nacional (PN) 31% y el Partido Colorado (PC) 15%.