El candidato presidencial del opositor Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), Aécio Neves, comparó este sábado el caso de corrupción en Petrobras con el escándalo de sobornos "mensalao" de 2006.

"Brasil se despertó hoy perplejo con las más graves denuncias de corrupción de nuestra historia reciente", aseguró Neves en un video a través de internet, en alusión al escándalo en Petrobras que involucra a decenas de políticos en una red de reparto de sobornos, financiada con dinero de constructoras asociadas a la petrolera.

El ex director de Refinación y Abastecimiento de Petrobras, Paulo Roberto Costa, quien está en prisión preventiva, implicó a un ministro, a decenas de senadores, a dirigentes del gobernante Partido de los Trabajadores (PT) y de otros tres partidos y al candidato presidencial Eduardo Campos, fallecido en agosto pasado.

Costa hizo estas declaraciones ante la Policía Federal a cambio de rebajar su pena.

Neves dijo que el nuevo escándalo es una segunda versión del "mensalao", esquema utilizado en 2006 y que consistía en el soborno de diputados a cambio de apoyo político al PT, por el cual 24 políticos y empresarios han sido condenados.

"Es el gobierno del PT patrocinando el atraco a nuestras empresas públicas para el mantenimiento de su proyecto de poder", afirmó el candidato del PSDB en las elecciones del próximo 5 de octubre sobre el nuevo escándalo en Petrobras.

Neves pidió que las investigaciones sobre el caso vayan "más a fondo" y que se apliquen "castigos ejemplares" a los responsables.

"Estamos disputando estas elecciones contra un grupo que utiliza el dinero sucio de la corrupción para mantenerse en el poder. Por eso, creo que llegó la hora de decir 'basta' a esto y sacar de forma definitiva al PT del poder", añadió.

Según las denuncias de Costa, las constructoras socias de Petrobras alimentaban un fondo millonario que sirvió para pagar dinero a decenas de políticos, entre ellos, además de Campos, el ministro de Minas y Energía, Edison Lobao, el presidente del Senado, Renan Calheiros, y de la Cámara de los Diputados, Henrique Eduardo Alves.

En su declaración, Costa también citó a otros 25 diputados y a seis senadores del PT, del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) y del Partido Progresista (PP), según la revista "Veja", mientras que otros medios hablan de 62 políticos en total.

En su declaración, citada por la publicación, Costa dijo que se cometió un fraude para elevar el precio de compra de una refinería en Estados Unidos, en un negocio que es investigado por la Fiscalía por supuestas irregularidades para alimentar la red de pago de sobornos.