Sao Paulo. El candidato presidencial brasileño de extrema derecha Jair Bolsonaro presenta condiciones clínicas estables y se le retiró una sonda nasogástrica por una mejoría de su cuadro intestinal, informó este martes el hospital en el que se encuentra internado tras sufrir un atentado hace cinco días.

De acuerdo el parte médico del hospital Albert Einstein, Bolsonaro continúa en terapia intensiva, pero sin signos de infección. El comunicado agrega que se reiniciará la alimentación por boca, en conjunto con una vía parenteral.

Este lunes, el hospital había informado que sería necesario someter a Bolsonaro a una segunda cirugía para reconstruir su tracto intestinal tras un ataque con cuchillo la semana pasada, aunque no precisó cuándo se haría la intervención.

Bolsonaro, que lidera las encuestas de intención de voto para los comicios presidenciales del mes que viene, sufrió lesiones en los intestinos grueso y delgado y en una vena abdominal como consecuencia de un ataque con un cuchillo mientras realizaba un acto de campaña este jueves.

Según la más reciente encuesta, publicada la noche de este lunes, el candidato de extrema derecha se mantiene liderando las preferencias de los votantes, con un 24% de la intención de voto.

El ataque contra Bolsonaro agitó las elecciones más impredecibles de Brasil en tres décadas, luego de que un tribunal electoral prohibió que el político más popular del país, el exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, postule a la presidencia debido a una condena por corrupción.

Según la más reciente encuesta, publicada la noche de este lunes, el candidato de extrema derecha se mantiene liderando las preferencias de los votantes, con un 24% de la intención de voto.

En el caso probable de una segunda vuelta, la encuesta de Datafolha mostró que Bolsonaro empataría con Fernando Haddad, quien seguramente será nombrado como el candidato presidencial del Partido de los Trabajadores (PT) esta semana, pero que perdería por mucho frente a los demás rivales.