Ciudad de Guatemala. El favorito para los comicios presidenciales de Guatemala quiere elevar la recaudación de impuestos en el país elevando dramáticamente las regalías que pagan las compañías mineras.

El candidato del Partido Patriota (PP), el militar derechista Otto Pérez Molina, dijo a Reuters esta semana que Guatemala debería elevar las regalías a la minería entre 7 y 10%.

"Nosotros creemos que se puede mejorar sustancialmente el pago de la regalía", dijo Pérez Molina.

Actualmente, Guatemala cobra regalías de 1% para la extracción de oro, plata y níquel. La tasa está entre las más bajas en América Latina.

La industria minera de Guatemala se ha convertido en un tema político en la nación centroamericana de cara a los comicios presidenciales del 11 de septiembre, de los que Pérez Molina es el puntero en los sondeos.

Este jueves, Perú alcanzó un acuerdo con mineros que elevaría los pagos anuales de las firmas mineras al país andino a alrededor de US$1.000 millones.

A inicios de este año, la empresa canadiense GoldCorp vendió sus operaciones mineras tras acusaciones de grupos de derechos humanos de que contaminaba los yacimientos de agua, llevando al gobierno a cerrar la mina.

HudBay Mineral, una minera canadiense de níquel, anunció este mes que vendería su mina de níquel y hierro Fenix después de que su personal de seguridad fue acusado de violar a 11 mujeres.

Pérez Molina tiene cerca de 40% de las preferencias electorales, según la encuestadora guatemalteca Prodatos.

Su principal competidor es Manuel Baldizon, líder del Partido Libertad Democrática Renovada, con el 18,5%. El candidato ganador debe rebasar el 50% de los votos, de los contrario se realiza una segunda vuelta en noviembre.