Visiblemente afectado de la garganta, el candidato a la presidencia por el Partido Patriota (PP), Otto Pérez Molina, cerró actividades proselitistas anoche en el área metropolitana, con un mitin en la colonia Justo Rufino Barrios, zona 21.

En su penúltima actividad de campaña estuvo presente Adela de Torrebiarte, ex candidata presidencial de Acción de Desarrollo Nacional (ADN), y Efraín Medina, ex vicepresidenciable de Visión con Valores (Viva).

Alejandro Sinibaldi, ex aspirante a la Alcaldía capitalina por el PP, fue el encargado de abrir la actividad política, en donde pidió el voto para Pérez Molina.

Los ex candidatos de Viva y ADN solicitaron a los pobladores de la zona 21 sufragar lo más temprano posible.

Miel y jengibre. Fue evidente que Pérez Molina tomó sorbos de agua de miel con jengibre durante su alocución, que duró unos 19 minutos.

Pérez Molina cerraba con un discurso corto más de un año de proselitismo que se inició con una campaña de expectativa en la capital.

Con la ausencia de Roxana Baldetti, aspirante vicepresidencial, el político indicó que la meta es alcanzar más de dos millones de votos para llegar al poder.

“Sé que tenemos la posibilidad, y las encuestas lo demuestran, de ganar el domingo con dos millones de votos en todo el país”, indicó.

Pérez Molina hará su última concentración este viernes, en el parque de Mixco.

Según cálculos del PP, alrededor de Q70 millones fueron utilizados para la campaña.

El PP llega a la elección de segunda vuelta presidencial con 17 puntos de diferencia sobre Manuel Baldizón, según la octava Encuesta Libre publicada ayer por Prensa Libre.

El presidenciable efectuó caminatas en varios sectores de las zonas 1, 5, 7 y 11  de la capital.

En la jornada de este jueves el aspirante a la presidencia por Libertad Democrática Renovada (Líder), Manuel Baldizón, inició la fase final de su campaña con  30 horas ininterrumpidas de actividades proselitistas.

La agenda empezó a las 6.30 horas con una serie de entrevistas en medios radiales y televisivos. A las 9.30 horas abordó una unidad del Transmetro, para viajar a las estaciones de El Trébol y  El Amate.

En su recorrido, Baldizón manifestó su apoyo a la gestión del alcalde capitalino, Álvaro Arzú. “Daremos nuestro respaldo al sistema de transporte público y mantendremos los subsidios a estos servicios”, expresó.

Además,  afirmó que impulsará un plan inicial de seguridad metropolitana, junto a la comuna capitalina, si resulta electo. Después se reunió con Arzú, quien no se pronunció sobre  este encuentro.

Para este viernes se espera el cierre de la campaña de Líder en un mitin que reunirá a los secretarios generales de los 13 partidos de la Cruzada Nacional, en los campos de la colonia Alameda, zona 18.

Participación de aliados. El resto de la jornada del candidato incluyó visitas a los mercados La Palmita y Central.

En el mercado Central, Baldizón se reunió con los secretarios generales de la Unidad Nacional de la Esperanza, Jairo Flores, y  de la Gran Alianza Nacional, Jaime Martínez.

Los dos últimos almorzaron en un comedor local, no así el candidato, quien aseguró que  guardará ayuno durante 30 horas, “como acto de fe”, pese a que bajó 14 de peso en semanas recientes.    

Baldizón también fue acompañado por otros aliados, como la excandidata de la izquierda, Rigoberta Menchú, y los secretarios generales del Frente Republicano Guatemalteco, Luis Fernando Pérez, y  Unión Democrática, Manuel Conde.