Brasilia. El candidato presidencial brasileño Geraldo Alckmin, favorable a las políticas de mercado, recibió este viernes el mayor impulso a su incipiente campaña cuando una coalición de cinco partidos centristas acordó respaldarlo, dijo el jefe de uno de ellos a Reuters.

"Está decidido, siempre y cuando hagamos nuestras tareas", dijo el líder del partido, que pidió anonimato porque el anuncio formal de la coalición está programado para la próxima semana.El apoyo al exgobernador de Sao Paulo, cuyo Partido Social Democracia Brasileña (PSDB) ha respaldado la agenda económica del presidente Michel Temer, gustó a inversores que buscan señales de que Brasil implementará reformas impopulares pero favorables al mercado.

La moneda de Brasil, el real y el índice bursátil de referencia Bovespa subían cerca de un 2% el viernes, ya que los operadores citaron mejores probabilidad es para Alckmin.

El bloque centrista -formado por el Partido Progresista (PP), los Demócratas (DEM), Solidaridad (SD), el Partido Republicano Brasileño (PRB) y el Partido de la República (PR)- dijo en un comunicado el jueves que se mantendrían unidos y que encontrarían la mejor fórmula para Brasil, pero no mencionó a Alckmin.

El avance de Alckmin es un golpe para su rival Ciro Gomes, un exgobernador del estado de Ceará, que había moderado algo de su retórica izquierdista mientras cortejaba a la coalición centrista.

Alckmin ocupa el cuarto lugar en las encuestas con solo el 6% de preferencias, detrás de Gomes, la ambientalista Marina Silva y el candidato Jair Bolsonaro, un nacionalista de extrema derecha que ha capitalizado la molestia de los votantes con la corrupción política.