Brasil.- Sin realizar comentarios al respecto, el candidato ultraderechista por la presidencia de Brasil, Jair Bolsonaro realizó su voto en la Villa Militar en la zona oeste de Río de Janeiro.

Además, de llegar al recinto electoral acompañado de su esposa, contó con un gran resguardo policial que no se alejaron de él por ningún minuto y el medio Globo destacó el uso de chalecos antibalas.

El candidato ingresó a votar por atrás, burlando a los periodistas que esperaban una declaración y se retiró de la mesa de votación sin hablar con la prensa.

En medios del caos, un camarográfo logró obtener una breve la impresión de Bolsonaro mientras se retiraba. Respecto a la expectativa que tiene este domingo, respondió: “Lo que escuche en la calle los últimos meses, la victoria!”.

Sin embargo, según imágenes que transmitió el medio argentino TN, fuera del recinto una gran cantidad de personas se reunió para ver a Bolsonaro, lo que desató una serie de incidentes debido al fervor de simpatizantes, obligandolo a reingresar a la escuela y crear un cordón humano y reorganizar la seguridad.

Finalmente, el candidato se retiró despidiéndose de la gente desde un vehículo.