México DF. Además de gozar de los beneficios por encabezar un violento cártel de la droga en México, el capo Servando Gómez recibía un sueldo del gobierno como profesor de primaria.

"La Tuta" Gómez, como se conoce al peligroso capo, ganó unos US$4.150 durante el primer semestre del año como profesor registrado en una escuela de un pequeño pueblo del central estado de Michoacán, según datos publicados por la Secretaría de Educación Pública (SEP) en su sitio en internet.

A Gómez se le señala como el encargado de la campaña de propaganda de La Familia, que los pinta como una suerte de rebeldes al estilo Robin Hood, que defienden a los pobladores locales frente a los narcotraficantes de otros estados.

Las autoridades han ofrecido una recompensa de US$2,4 millones por Gómez, quien es señalado como uno de los  líderes de "La Familia", cártel con sede en Michoacán, en donde cuatro años atrás el presidente Felipe Calderón lanzó su campaña militar contra las bandas del narcotráfico.

El número de identificación personal de Gómez en el sitio de la SEP coincide con el que aparece en una lista de presuntos narcotraficantes hecha por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Creciente temor a falla de estrategia. A pesar de los arrestos de narcotraficantes y la fuerte presencia militar en varios puntos del país, el aumento en la violencia en Michoacán y otras regiones alimentan los temores de que la estrategia de Calderón pudiera estar fallando en su misión por frenar a los cárteles.

La Secretaría de Educación Pública (SEP), a través de un comunicado, se ofreció a colaborar con las autoridades del estado y federales para investigar el asunto, y destacó que los gobiernos estatales son responsables de la contratación de sus profesores.

Por su parte, la Procuraduría General de la República (PGR) no respondió las solicitudes de comentarios sobre el tema.

Analistas han señalado que Calderón ha batallado para lograr avances en Michoacán, y romper la influencia de los cárteles sobre políticos, policías y funcionarios locales.

El sonado arresto de 30 alcaldes y funcionarios públicos de Michoacán presuntamente relacionados con el narcotráfico terminó este año en un revés para el gobierno cuando los jueces decidieron dejarlos en libertad por falta de evidencias.

A Gómez se le señala como el encargado de la campaña de propaganda de La Familia, que los pinta como una suerte de rebeldes al estilo Robin Hood, que defienden a los pobladores locales frente a los narcotraficantes de otros estados.

El sistema de educación mexicano, al igual que otros sectores manejados por el estado como el petrolero, han sido criticados desde hace muchos años por incluir en sus nóminas a personas que cobran pero que en realidad no realizan trabajo alguno.