México DF. El capo más importante del narcotráfico mexicano, Joaquín "El Chapo" Guzmán, escapó el sábado por la noche de una cárcel de máxima seguridad en México por segunda vez en 15 años.

Guzmán, el hombre fuerte del poderoso Cártel de Sinaloa y sobre quien se han escrito canciones, había estado prófugo durante más de una década antes de ser capturado en febrero del año pasado en la ciudad costera mexicana de Mazatlán.

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) dijo que el sábado las autoridades detectaron por las cámaras de seguridad que Guzmán se aproximó al área de duchas del penal del Altiplano, en el Estado de México, a las 20.52 hora local (0152 GMT del domingo). Pero cuando lo perdieron de vista, chequearon su celda y comprobaron que estaba vacía.

"Así se inició el protocolo correspondiente, con lo que se confirmó la fuga de Guzmán Loera", dijo la CNS en un comunicado.

Las autoridades lanzaron un operativo en la zona y en las carreteras de los estados vecinos. Incluso cerraron las operaciones del aeropuerto más cercano, en la ciudad de Toluca.

Medios locales dijeron que Guzmán, que llegó a formar parte de la lista de multimillonarios de la revista Forbes, se habría fugado por un túnel de varios kilómetros de largo que iniciaba en la zona de las duchas.

Funcionarios contactados por Reuters no dieron más datos, pero convocaron para una conferencia de prensa a las 07.00 hora local del domingo.

Llevando las riendas del Cártel de Sinaloa, "El Chapo" se convirtió en uno de los mayores traficantes de cocaína a Estados Unidos y extendió su imperio de las drogas a varios continentes. Por su captura se ofrecieron millonarias recompensas.

La fuga de Guzmán es un golpe para el presidente Enrique Peña Nieto, que enfrenta una lluvia de críticas porque no ha logrado contener la violencia del crimen organizado que ha cobrado la vida de más de 100,000 personas en los últimos ocho años.

"Esto va a incidir de manera negativa en la relación con los Estados Unidos, porque ellos habían pedido su extradición dada la peligrosidad del personaje, la falta de confianza en las autoridades mexicanas para impedir que siga operando desde la cárcel", dijo el consultor de seguridad Alberto Islas.

Guzmán fue arrestado por primera vez en 1993 en Guatemala y confinado en la cárcel de máxima seguridad La Palma, en el Estado de México, para cumplir una condena por delitos contra la salud, asociación delictiva y cohecho.

Dos años después, fue trasladado a la prisión de Puente Grande, en Jalisco, desde donde escapó en el 2001 gracias a una minuciosa operación en la que "El Chapo" salió del penal escondido entre la ropa sucia en un carro de lavandería.

Las fuerzas de seguridad lo recapturaron el año pasado en su estado natal Sinaloa, días después de que el narcotraficante se escapara por el sistema de drenajes y túneles de la localidad.

Una importante fuente de seguridad dijo que la huída de Guzmán cambió los planes de varios funcionarios de acompañar al presidente Peña Nieto en una visita oficial a Francia y aseguró que se convocó a una reunión de urgencia encabezada por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, en la que se decidirá la estrategia a seguir.

La fuente no pudo dar detalles de quién podría haber ayudado a Guzmán ni dónde se sospecha que podría estar.