El líder opositor venezolano, Henrique Capriles Radonski, aceptó la sentencia “vinculante” del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) avalando la postergación de la toma de posesión del reelecto Presidente Hugo Chávez, prevista para este jueves, y la continuidad de su gobierno.

“Ya tienen una sentencia, ahí hay una interpretación que hizo el Tribunal Supremo, se acabaron las excusas, señor Maduro (Nicolás, vicepresidente), ahora le toca a usted asumir la responsabilidad del cargo que ocupa y gobernar”, declaró Capriles sobre la sentencia, de la que dijo que es “vinculante”.

El TSJ avaló este miércoles que Chávez, enfermo en Cuba, retrase su nueva toma de posesión, prevista este jueves, hasta que su salud le permita jurar ante esa instancia.

Igualmente, estimó que el Gobierno puede continuar en funciones más allá del 10 de enero, fecha en que finaliza el actual mandato constitucional, en base al "principio de continuidad administrativa".

Capriles insistió en que ni Maduro ni el resto del gobierno fueron elegidos y destacó que las "instancias no deben responder a los intereses de un partido", en alusión al TSJ.

Pero a la vez exigió al gobierno que deje de estar "paralizado" y retome las tareas de dirigir el país.

Capriles, gobernador del estado de Miranda (norte), perdió las elecciones contra Chávez en las presidenciales del 7 de octubre.

Paralelamente, destacó el hecho de que "la mayoría de presidentes" latinoamericanos no asistan a la marcha convocada por el gobernante PSUV el jueves en Caracas en apoyo al presidente y que calificó de "acto de contenido político".

Hasta ahora, los presidentes de Uruguay, José Mujica, Bolivia, Evo Morales, y Nicaragua, Daniel Ortega, confirmaron su asistencia.

* Vea además en Lanación.cl: "Polémica en Perú por eventual visita de Humala a Chávez"