Caracas. El líder opositor venezolano Henrique Capriles reconoció que hay contactos con el gobierno de Nicolás Maduro para que se pueda dar un debate sobre la situación de conflicto que vive el país y manifestó su confianza de que se pueda producir "en las próximas horas".

"Eso está en discusión en este momento, en las próximas horas habrá una decisión, yo creo que el país merece un debate así", indicó Capriles en una entrevista de prensa.

Capriles, candidato presidencial perdedor en las elecciones presidenciales del año pasado, dijo que jamás va a estar en contra de dialogar, pero señaló que "hay que ir a un debate para que eso permita, sobre la base de un diálogo, decir estas son las condiciones para poder conversar en el país".

Capriles rechazó los insultos del presidente Nicolás Maduro a la oposición y se preguntó si insultar y calificar a la oposición de "cobarde" es la forma de llamar al país a dialogar.

"El diálogo no es un show de televisión, no nos vamos a prestar a una comparsa. Ahora, lo que creo que sería un error es no abrir un espacio para decirnos las cosas a la cara; eso creo que tiene mucho más valor, que el país vea un debate de ideas", dijo.

Capriles rechazó los insultos del presidente Nicolás Maduro a la oposición y se preguntó si insultar y calificar a la oposición de "cobarde" es la forma de llamar al país a dialogar.

Venezuela vive un inquietante clima de inestabilidad, en el que opositores y defensores al gobienro de Maduro ocupan las calles para manifestar sus puntos de vista, en una dinámica que no ha podido ser controilada por las autoridades. Hasta el momento se cuentan 28 muertos, más de 300 de heridos y centenares de detenidos, como consecuencia del beligerante ambiente.

"Esto no busca un golpe de Estado, hay una protesta porque hay un malestar social", dijo el también gobernador del estado de Miranda, que abarca gran parte de Caracas. Capriles señaló que algunos sectores han planteado la protesta en unos términos con los que no está de acuerdo, "sin embargo, eso no significa que esa protesta sea ni delito ni esa protesta haya que criminalizarla", sostuvo.

"Cualquier venezolano puede pedirle la renuncia a Nicolás Maduro", dijo Capriles, quien sostuvo que en el clima actual el Ejecutivo representa un extremo que necesita otro extremo.

Finalmente dijo no confiar en que la comisión de Unasur (que tiene previsto llegar al país en la primera semana de abril) permita superar la situación de conflicto en el país, porque, señaló, es "una instancia que defiende intereses de gobiernos".

"La verdad es que yo no veo ahí ninguna posibilidad, creo que los gobiernos de América Latina nos han dado la espalda a los venezolanos, incluyendo a Colombia que es nuestro hermano país", dijo.