Lima. En diversos operativos realizados en Lima, Callao y ciudades del norte y sur del país, la policía capturó a más de 40 extorsionadores y sicarios, así como desarticuló cuatro bandas criminales, informó este viernes el ministerio del Interior.

Gracias a una intensa labor de Inteligencia, investigación criminal y patrullaje, la Policía Nacional logró estos importantes resultados entre el lunes 17 y miércoles 19 de febrero.

Entre los detenidos figuran Juan Carlos Tomás Almendradis y Maritza Carranza Muñoz, dueños del vehículo donde huyeron los homicidas de Carlos Burgos González, hijo del alcalde de San Juan Lurigancho.

El ministro del Interior Walter Albán Peralta, destacó que la Policía Nacional está trabajando decididamente para desbaratar estas bandas e identificar a los responsables, pero indicó que estas investigaciones no se hacen de un día para otro.

“Estamos en este momento en posibilidad de afirmar que son varias las bandas que van a ir cayendo porque se está trabajando fortaleciendo Inteligencia y con unidades especializadas de la Policía”, manifestó.

Además, fue desarticulada la banda “Los malditos de Laredo”, ocho de cuyos miembros fueron detenidos en un megaoperativo policial ejecutado en las ciudades de Trujillo y Chimbote la madrugada del último jueves.

Personal de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) capturó el miércoles 19 de febrero a dos integrantes de la banda “Los Sabuesos de Santa Anita”, identificados como José Luis Aquino Palomino, alias “Cholo Julián” y Marc Anthony Aquino Pareja apodado “Chato hormiga”.

Ambos participaron, el pasado 15 de febrero, en el robo de 7 vehículos de una cochera en El Callao, para posteriormente extorsionar a los propietarios con el fin de que les entreguen dinero a cambio de la devolución de los automóviles.

El martes último se capturó a Ronald Josué Gago Gonzales (32) por el delito de extorsión en la modalidad de llamada telefónica a una señora, con la amenaza que tenían secuestrado a su hijo y que lo iban a matar si no depositaba 30 mil nuevos soles (US$10.540) en diversas cuentas.

También el miércoles último, la División de Emergencia PNP logró la captura de dos integrantes de la banda “Los Panas de San Juan de Miraflores”, intervenidos en ese distrito con armas de fuego y envoltorios de droga. Estos delincuentes amenazaron en plena vía pública a trabajadores de una empresa transportadora de gas para amedrentarlos con fines extorsivos.

Además, fue desarticulada la banda “Los malditos de Laredo”, ocho de cuyos miembros fueron detenidos en un megaoperativo policial ejecutado en las ciudades de Trujillo y Chimbote la madrugada del último jueves. Con la presencia de representantes del Ministerio Público, además se allanaron 19 inmuebles y se intervino a otros 6 presuntos integrantes de la banda.

La Región Policial Callao, a su vez, intervino el martes 18 de febrero a seis integrantes de la banda delincuencial “Los Jacobo”, a quienes se les detuvo con dos pistolas, cacerinas y municiones, así como numerosos envoltorios de PBC, clorhidrato de cocaína y marihuana.

En otro caso, la Región Policial Lima arrestó el miércoles a diez pseudo trabajadores de construcción civil que exigían puestos de trabajo en forma violenta en el Centro Comercial Plaza Norte.

Asimismo, entre el lunes y martes, en las regiones de Piura, Tacna y Ucayali se detuvo a cinco personas que se dedicaban al delito de extorsión en diferentes modalidades. En Máncora se detuvo a David Eduardo Chulli Medina (39) y Cristian Alexander Reto Zapata (32), quienes exigían que se les “adopte” en la obra de construcción de un colegio, es decir que se le pague sin trabajar.

En Tacna fue capturada María Asunta Díaz Yucra (52) quien exigía a un ciudadano el pago 60 mil soles por no difundir el romance de su menor hija de 16 años. Mientras, en Ucayali, se detuvo a Anais Ruiz Sánchez, quien pedía diez mil soles por no atentar contra una ciudadana y su hijo. La detenida adujo que actuaba en coordinación con Raúl Almanza Chamba, interno en el Penal de Pucallpa.

El ministro Walter Albán sostuvo que este resultado es producto de un trabajo conjunto entre diversas instituciones. “La Policía comienza las investigaciones, pero luego tiene que contar con el apoyo del Ministerio Público y el Poder Judicial”, finalizó.