Nuevo León. La policía mexicana capturó a dos ex militares hondureños que adiestraban a miembros de la organización delictiva "Los Zetas" en el municipio de Cadereyta, Nuevo León, México.

De acuerdo a los informes de diario Universal de México, junto a los ex militares hondureños fueron detenidos siete "Zetas" más, cinco de ellos menores, cuya edad oscila entre los 14 y 17 años.

Un oficial de la policía mexicana detalló que los hondureños tenían al menos dos años especializando en tácticas de guerrilla urbana a los integrantes del peligroso cártel.

Además se encargaban de reclutar a menores a quienes convencían para entrenarlos en el manejo de armas de grueso calibre.

En la operación les decomisaron 225 envoltorios de marihuana e igual número de paquetes de cocaína, pero no se preciso la cantidad exacta de la droga.

Cadereyta es bastión "Zeta" donde mantiene una fuerte disputa con el cártel del Golfo. En dicha ciudad se encuentra la principal refinería de la zona norte de México, en donde ambos grupos criminales roba combustible en gran escala para su operación delictiva.

Los hondureños fueron identificados como Roger Iván López Dávila, 41 años, y Carlos Alfredo Herrera Gómez, de 21, quienes tenían dos años en el país, según agregó la fuente oficial.

Los Zetas nacieron como un grupo de soldados de élite retirados que ofrecían sus servicios como sicarios al cártel del Golfo.