San José. Carlos Alvarado Quesada, de 38 años, fue juramentado este martes como el nuevo presidente de Costa Rica para el periodo de gobierno 2018-2022, en un acto celebrado en la Plaza de la Democracia en la ciudad de San José.

Alvarado, quien resultó vencedor en la segunda ronda electoral realizada el 1 de abril pasado en Costa Rica, recibió la banda presidencial que hasta este martes sostuvo Luis Guillermo Solís y que le fue colocada por la presidenta de la Asamblea Legislativa, Carolina Hidalgo.

Tras ser juramentado, Alvarado dirigió un discurso en el que destacó los retos que tiene el país para los próximos cuatro años, sobre todo en el 2021, año en el que se celebrará el bicentenario de la independencia del país centroamericano.

"Les convido a trabajar para recobrar la capacidad de creer en nosotros mismos y en lo que podemos lograr. Tenemos la obligación ética e histórica de ser consistentes con nuestro legado de paz, democracia y de respeto al ambiente", afirmó Alvarado.y

"Nuestro gobierno se ha propuesto a llevar el déficit de su situación actual, en la que excede un 6,2% del  PIB (Producto Interno Bruto), a un 3% para cuando finalice el mandato", afirmó.

Mencionó que aspira a lograr importantes mejoras en educación y salud, además de acelerar la ejecución de obra pública y atender sobre todo, el creciente déficit fiscal del país.

"Nuestro gobierno se ha propuesto a llevar el déficit de su situación actual, en la que excede un 6,2% del  PIB (Producto Interno Bruto), a un 3% para cuando finalice el mandato", afirmó.

Llamó a los diputados de la Asamblea Legislativa a que revisen y tramiten con prontitud el proyecto de ley de la reforma fiscal.

Se comprometió también a luchar contra la evasión, el contrabando y a cobrar mejor los impuestos, así como hacer un uso más eficiente de los recursos públicos.

"Bajo el límpido azul de nuestro cielo cabemos todas las personas y por eso el gobierno del bicentenario es plural. Nace de un acuerdo de gobierno nacional y aspira a sustentarse en el diálogo, en la construcción de entendimientos, en la buena voluntad para responder unidos a las justas aspiraciones de toda la ciudadanía", afirmó.