Lima. Los aspirantes a la presidencia de Perú se enfrascaron el domingo en un debate que podría sacar de dudas a algunos indecisos, en una reñida carrera en la que recientes sondeos vislumbran un resultado impredecible pese a una leve ventaja de la conservadora Keiko Fujimori.

De acuerdo a un simulacro de la firma Ipsos Apoyo expresado en votos válidos, Fujimori obtendría un 50,5% en la segunda ronda del 5 de junio, mientras que el nacionalista Ollanta Humala alcanzaría el 49,5%.

La brecha es de tan solo un punto porcentual -menor a la de 2,8 puntos del anterior simulacro de Ipsos Apoyo- en el estudio que tiene un margen de error de +/- 2,2 puntos.

Fujimori y Humala se lanzaron dardos buscando convencer a los todavía indecisos, en un debate transmitido en vivo por varias cadenas de televisión locales.

Si bien fueron los más votados de la primera vuelta del 10 de abril, paradójicamente, Humala y Fujimori son los que más rechazo generan entre los casi 19 millones de electores que tiene Perú.

Ante el pasado que los acecha, el director de Ipsos Apoyo, Alfredo Torres, consideró crucial que los contendores (Humala y Fujimori) generen confianza en un electorado altamente polarizado.

La legisladora acusó a su contendor de cambiar de plan de Gobierno en varias ocasiones y generar así temores entre los votantes y mercados financieros en uno de los países que más crece en el mundo.

"Para que cambiar la Constitución (Política), por qué quieren revisar los tratados de libre comercio, cuál de los planes de gobierno utilizará el comandante Humala, estas marchas y contramarchas generan mucha inestabilidad", afirmó.

Por su parte, el militar retirado recordó la condena del padre de su contrincante, el ex presidente Alberto Fujimori, a 25 años de prisión por los abusos a los derechos humanos y actos de corrupción cometidos durante su década en el poder (1990-2000).

"Violación de derechos humanos, persecución a los opositores y los vínculos con el tráfico ilícito de drogas y armas, este régimen pretende reinstaurarse", dijo Humala.

Al mismo tiempo, ambos prometieron ayudar al tercio de la población que vive en la pobreza y no goza de la actual bonanza económica, combatir la corrupción y respetar la democracia.

Ultimas encuestas publicables. Más temprano, un simulacro de la firma Datum arrojó un resultado que quiebra el empate estadístico entre los aspirantes, dando una ligera ventaja de 4,6 puntos porcentuales a Fujimori.

Según el estudio de Datum -con un margen de error de 1,4 puntos-, Fujimori lograría un 52,3% y Humala un 47,7%.

Asimismo, un simulacro de CPI mostró otra pequeña brecha de 3,6 puntos, pues Fujimori obtendría un 51,8% de los votos válidos y Humala un 48,2%.

Estos fueron los últimos simulacros de votación publicables antes del comicio presidencial.

Pelea contra el tiempo para captar votos. Frente al actual panorama, los contendores pelean a contrarreloj por cada voto, pues el electorado peruano es volátil y algunos votantes "resbaladizos" suelen cambiar de parecer el mismo día de la elección.

Ante el pasado que los acecha, el director de Ipsos Apoyo, Alfredo Torres, consideró crucial que los contendores generen confianza en un electorado altamente polarizado.

Torres agregó que Fujimori ha sido la más golpeada por la reciente ola de denuncias, como la del supuesto vínculo de una asesora con Vladimiro Montesinos, el ex asesor de inteligencia del gobierno de su padre que está preso por corrupción.

Sin embargo, la legisladora de 36 años es bien recibida por los mercados e inversores, pues consideran mantendría en pie los lineamientos económicos del país rico en recursos naturales.

Por el otro lado, Humala sigue siendo vinculado con el presidente venezolano de izquierda, Hugo Chávez, quien genera temores entre los electores de Perú y cuyo apoyo expreso afectó al candidato en la pasada elección del 2006, según analistas.

El líder nacionalista de 48 años también afronta denuncias sobre un viejo caso de violación a los derechos humanos cuando fue oficial del Ejército hace dos décadas, lo que él ha negado.

El simulacro de Ipsos Apoyo fue realizado a 1.990 personas del 21 al 27 de mayo, mientras que el estudio de Datum fue hecho a 5.019 personas del 23 al 25 de mayo.

Asimismo, el simulacro de CPI tiene un margen de error de 1,85 puntos y fue realizado entre el 25 y 28 de mayo a 2.800 personas.