Lima. El jefe del Cartel de Sinaloa, Joaquín El Chapo Guzmán, tenía como principal proveedor de cocaína a las organizaciones dedicadas a esta actividad ilícita en Perú, afirmó hoy el analista experto en narcotráfico Rubén Vargas.  

"El Perú es el principal exportador de droga y el Cartel de Sinaloa del Chapo Guzmán son los compradores de esta cocaína peruana", expresó.

Según fuentes policiales de Perú, el Chapo Guzmán, conocido también como "El Señor de los Túneles", habría estado en Perú en el año 2008, presuntamente organizando sus redes de acopio de cocaína, considerando que este país es uno de los principales proveedores.

El cartel del Chapo Guzmán se nutre de la droga que se procesa en la zona Amazónica de los Valles del Río Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), considerado el emporio mundial de la coca en este país.

Vargas también precisó que con la captura del jefe del Cartel de Sinaloa las operaciones de esta organización mexicana en Perú no sufrirá ninguna alteración, debido a la capacidad operativa que despliega esta organización.

"Todos sabemos, conocemos, que las organizaciones criminales de la magnitud del Cartel de Sinaloa, que cuando uno de sus integrantes cae es rápidamente reemplazado", subrayó.

Vargas agregó que esta capacidad de reorganización se teje a nivel internacional, lo cual se reflejará en todos los nexos con que cuenta este cartel mexicano, pese a que su jefe ahora se encuentra preso.

"No creo que haya mayor variación al statu quo en cuanto a las organizaciones criminales mexicanas que trafican con drogas a nivel mundial", dijo.

Es a partir del 2000 que el Cartel de Sinaloa cobra importancia en el territorio peruano y empieza a operar en alianza con los carteles del narcotráfico colombianos, quienes ya tenían establecidos sus nexos en este país.

"Desde el año 2000, se han hecho presentes y están aquí con nosotros operadores intermedios de estas organizaciones criminales mexicanas, especialmente del Cartel de Sinaloa, de Juárez, de Tijuana y se habló, inclusive, de los carteles nuevos", sostuvo.

Con respecto a la política antidroga de las autoridades peruanas, el analista precisó que no ha golpeado a los peces gordos de estas organizaciones criminales, pese a que algunos de estos han visitado este país.

"Capturas importantes de personajes cercanos a la cúpula de estas organizaciones nunca se realizaron, no es necesariamente porque nunca hayan estado en el territorio peruano sino que sus tentáculos de poder y de corrupción llega con mucha facilidad", explicó.

Vargas precisó que la mayoría de operativos antinarcóticos de las autoridades peruanas se llevan a cabo en las zona cocaleras como el Vraem y otras regiones de la Amazonía peruana donde miles de campesinos cultivan hoja de coca desde tiempos inmemoriales, como parte de su cultura.                                                                                                                                                "A nivel de los intermediarios tiene muchísima importancia que muchas incautaciones de cocaína pertenecían a esta organización criminal", anotó.

Para las autoridades policiales con la captura del Chapo Guzmán, la dinámica del tráfico internacional no va variar y probablemente continuará como estamos viendo hasta el día de hoy, porque este negocio ilícito cuenta con recursos millonarios.

Según un reporte de las Naciones Unidas (ONU), Perú se mantiene como uno de los principales exportadores de cocaína, de los cuales una buena parte tiene como destino final el Cartel de Sinaloa.

El mismo monitoreo de esta organización internacional calificó que a pesar de que Colombia es el primer productor de cocaína, sin embargo, Perú sigue siendo el primer exportador, y a pesar de que Colombia tiene más cultivos de hoja de coca.