Ministros de relaciones exteriores y representantes de países y organizaciones regionales se reúnen este miércoles en Washington por primera vez desde que Trump asumió la presidencia.

En el encuentro, presidido por el secretario de Estado, Rex Tillerson, estarán presentes ministros y representantes de los 68 países y organizaciones que integran la coalición.

A la cita asisten, entre otros, el primer ministro de Irak, Haidar Al Abadi, quien el lunes pasado se reunió con Trump en Washington; y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

Hace casi un mes, el Pentágono presentó a la Casa Blanca una lista de opciones para acelerar la lucha contra el EI en Siria e Irak, como había solicitado Trump al llegar al poder.

Según barajó la prensa estadounidense, ese plan podría incluir un aumento de los límites a las fuerzas estadounidenses que pueden desplegarse en la zona de Irak y Siria, y una intensificación de los bombardeos aéreos, señaló la agencia de noticias EFE.

El jefe del Mando Central, el general Joseph Votel, sugirió en febrero que podría necesitarse un aumento de tropas estadounidenses en Siria (donde hay unos 500 miembros de las fuerzas especiales) para apoyar las operaciones sobre el terreno de milicias aliadas y facilitar la toma de Al Raqqa, la capital de facto del EI.

Hasta el momento, Estados Unidos tiene unos 5.000 soldados en Irak para asistir y entrenar a las tropas kurdas e iraquíes, que han retomado parte del territorio que los yihadistas había conseguido en 2014, entre ellos la mayor parte de Mosul, su principal bastión y la segunda ciudad del país.

Desde el verano de 2014, Estados Unidos atacó en más de 14.500 oportunidades Siria e Irak como parte de una coalición internacional que lideran.

Este 16 de marzo, Trump presentó al Congreso su borrador del presupuesto para el año fiscal 2018, y desató otra polémica entre aliados y rivales al pedir recortes drásticos en Salud, Diplomacia y Medio Ambiente para poder destinar más dinero a Defensa y Seguridad Nacional.

El proyecto de Trump propone aumentar un 9% al Pentágono.

Además, envió un presupuesto suplementario para el año fiscal 2017, para sumar 30.000 millones de dólares más al Departamento de Defensa y 3.000 millones para el de Seguridad Nacional, informó la agencia de noticias Reuters.