Mohamed Said Ur Rehman Khan, ciudadano paquistaní formalizado por portar explosivos tras ser detenido por la policía en la embajada de Estados Unidos en Chile, podrá respirar tranquilo, al menos por un tiempo.

El ministerio Público de ese país, formalizó su decisión de “no perseverar” en este caso por falta de pruebas suficientes para fundar las acusación. Según el Laboratorio de Criminalística de la policía uniformada, en los docimentos y celular de Said Ur Rehman había trazas de explosivo relacionado con el TNT.

El fiscal Alejandro Peña dijo que "la fiscalía siempre investiga con igual celo no sólo las circunstancias que configuran o agravan la responsabilidad penal, sino también aquellas circunstancias que puedan atenuar o extinguir la responsabilidad penal de los imputados" y "en base a eso se realizaron todas las diligencias y no hay antecedentes que permitan fundar la acusación", según consigna radio Cooperativa.