A cinco años de libertad vigilada en calidad de autor intelectual del homicidio en 1991 del senador de la UDI, Jaime Guzmán, fue sentenciado Enrique Villanueva, ex miembro del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR).

La medida fue comunicada por el juez del caso Mario Carroza al imputado y su defensa y la informó en primera instancia a los medios el abogado de Villanueva, Roberto Celedón que indicó que fue condenado: “a la pena de cinco años privativa de libertad bajo libertad vigilada”.

Lamentó que el magistrado no acogiera sus argumentos: “no ha dado lugar a la prescripción de la acción penal a pesar de que han transcurrido más de 15 años de la comisión del delito hasta la fecha que fue procesado”.

En cuanto a la responsabilidad que se le atribuyen, detalló que Carroza estima que “la supuesta participación en este delito tendría como fundamento de que habría formado parte de la dirección del Frente Patriótico cuando se habría discutido una política de ‘No a la impunidad', cuya fecha se desconoce absolutamente cuando habría (sido),  dicen que el 88 o el 89 tiempo en que Jaime Guzmán no era senador, hecho que mi representado ha negado enfáticamente. ¡Jamás!”.

El jurista enfatizó que el argumento de la apelación es lo que considera como irregularidad al no aplicar la prescripción y calificó como un "absurdo gigante" el que se considere una reunión ocurrida más de 2 años antes del asesinato e insistió que a la fecha de este, Villanueva ya no era parte de la cúpula de la organización y que además el asesinato lo ejecutó una "facción" del FPMR.

La acusación de Ramiro contra Villanueva. La supuesta participación de Villanueva en el atentado se conoció después de que Mauricio Hernández Norambuena, otro miembro del FPMR, diera una entrevista en Brasil desde la prisión en que paga condena por el secuestro en ese país del empresario Washington Olivetto.

El "comandante Ramiro" afirmó que la decisión de asesinar a Guzmán fue adoptada por la cúpula del Frente, de la cual Villanueva formaba parte, y de paso lo acusó de ser informante de los servicios de seguridad bajo el gobierno de Patricio Aylwin a través de la llamada "Oficina".