La Paz. Los ministros de Trabajo, Daniel Santalla, y de Economía y Finanzas, Luis Arce, en coordinación con la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), declararon este lunes un cuarto intermedio en el diálogo iniciado para negociar el incremento salarial 2012, luego de que la Central Obrera Boliviana (COB) abandonó la reunión.

El encuentro se instaló en oficinas del Ministerio de Trabajo a las 11:00 horas; sin embargo, minutos después la dirigencia de los trabajadores decidió levantarse y dejar el lugar, porque en su criterio no tienen nada que conversar con los empresarios.

El principal dirigente de COB, Juan Carlos Trujillo, justificó la actitud de los trabajadores al asegurar que los empresarios no velarán por el bolsillo de los obreros.

Arce lamentó la actitud de la Central Obrera y consideró que es importante contar con la presencia de los tres sectores (gobierno, empresarios y COB) para continuar con las negociaciones. En ese entendido aseguró que se realizarán las gestiones correspondientes para reiniciar el diálogo con todos los actores involucrados.

"Lamentar esta situación. Haremos las gestiones correspondientes para reflexionar a los compañeros de la COB para que retornen a la mesa del diálogo, ese tienen que ser el único mecanismo para llegar a acuerdos a nivel nacional", sostuvo Arce, tras la salida de los dirigentes de los trabajadores.

Por su parte, el ministro de Trabajo, Daniel Santalla, dijo que desde el gobierno se va a insistir en instalar el diálogo tripartito, en el marco de las conclusiones de la Cumbre Social para profundizar el Proceso de Cambio, realizado en Cochabamba.

"Es producto de una recomendación del encuentro nacional que se ha realizado en Cochabamba, debemos construir en el país un diálogo nacional, con todos los sectores sociales y productivos", complementó.

A su turno, el vicepresidente de la CEPB, Ronald Nostas, agradeció al gobierno que se los tome en cuenta para negociar el incremento salarial 2012 y consideró que los empresarios de Bolivia tienen la mejor predisposición para instalar una mesa de diálogo con todos los sectores involucrados, que a su juicio, es la única fórmula para tratar estos temas.

El gobierno propuso a la COB un incremento salarial de al menos 15% al mínimo nacional y seguir con la política de incrementar a la masa salarial por encima del nivel de la inflación.

Sin embargo, el ente matriz de los trabajadores, que sólo quiere dialogar con el gobierno, anunció para este miércoles un paro de actividades y movilizaciones callejeras en exigencia de un incremento salarial acorde a la canasta familiar de 8.309 bolivianos (US$1.193).