Centroamérica intentará este sábado 14 de abril alcanzar un consenso en torno a asuntos como la lucha antidrogas y la seguridad regional, de cara a la Sexta Cumbre de las Américas, que comenzará ese mismo día en la ciudad colombiana de Cartagena de Indias, informó una fuente oficial.

Los gobiernos de la región han reconocido el fracaso de la lucha frontal antinarcóticos que lidera Estados Unidos, y ahora buscan opciones para enfrentar ese flagelo, aunque la mayoría rechaza la despenalización promovida por Guatemala.

Para tratar el asunto, los presidentes centroamericanos fueron convocados este sábado en Cartagena, por el gobernante hondureño, Porfirio Lobo, en su calidad de presidente de turno del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), dijo un portavoz de la Casa Presidencial en Tegucigalpa, sin dar más detalles.

El Salvador, Honduras, Nicaragua y Panamá desaprueban la despenalización, mientras que Costa Rica no se ha pronunciado abiertamente contra la iniciativa pero ha alertado de que hay que analizarla con mucho detalle, porque tampoco significaría la solución automática al problema.

El tema genera tensiones en Centroamérica, luego de que el impulsor de la iniciativa, el presidente guatemalteco, Otto Pérez Molina, acusó a Estados Unidos de haber boicoteado hace dos semanas una cumbre regional en la que se tratarían ese y otros temas, y de haber “utilizado” para ello al gobernante salvadoreño, Mauricio Funes.

Por Centroamérica pasa al menos 80% de la droga que llega a Estados Unidos, cuyas autoridades apenas logran incautar el 33% de la que detectan en toda Latinoamérica.

Pérez Molina sostuvo ayer que “es necesario” que los líderes de la región se sienten “a discutir para encontrar nuevas rutas” para hacer frente al narcotráfico, entre estas la despenalización, que planteará en su discurso en Cartagena.

Por Centroamérica pasa al menos 80% de la droga que llega a Estados Unidos, cuyas autoridades apenas logran incautar el 33% de la que detectan en toda Latinoamérica, según reconoció en fecha reciente el encargado del Comando Sur del Ejército de EE. UU., general Douglas Fraser.

Los gobiernos centroamericanos “no han tenido tiempo suficiente para madurar un consenso” en torno a las nuevas formas de combate de las drogas, porque la propuesta de una eventual despenalización, que “disparó el debate”, fue presentada hace apenas un par de meses por Guatemala”, expresó ayer el académico internacionalista Nils Castro.

Pero “hay un logro: el tema de la despenalización ha quedado planteado, está sobre la mesa. No se va a resolver pronto, por lo complejo que es y porque incita a que haya una doble moral”, aseveró Castro.