Tegucigalpa. Andina. Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana pidieron a Paraguay a retornar a la institucionalidad y respaldaron a la Unasur que decidió suspender a Asunción al considerar que hubo una ruptura del orden democrático con la destitución de Fernando Lugo.

El mandatario salvadoreño, Mauricio Funes, dijo a la prensa que la XXXIX Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (Sica), inaugurada el viernes en Tegucigalpa, exhortó "a la sociedad y a las autoridades paraguayas al retorno a la institucionalidad".
También expresó, según Funes, su preocupación por no haberse garantizado el debido proceso y el derecho a la defensa que le correspondía a Lugo, destituido el 22 de junio por la muerte de 17 personas tras un desalojo de campesinos de un terreno privado durante el cumplimiento policial de una orden judicial.

El Sica, el marco institucional de la integración regional de Centroamérica, fue creado por Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá. Posteriormente se adhirió Belice como miembro pleno y República Dominicana como estado asociado.

Funes indicó que América Central además respaldó las acciones de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Mercado Común del Sur (Mercosur), que este viernes decidieron suspender temporalmente a Paraguay de esos bloques.

Las doce naciones sudamericanas indicaron que mantendrán la firme posición hasta que Paraguay lleve a cabo elecciones libres y democráticas.

El Perú asumió hoy la Presidencia Pro Témpore de la Unasur, adelantándose cinco meses a lo previsto, a raíz de la crisis política en Paraguay.