El canciller Mario Canahuati dijo a El Heraldo, presente en la 41° Asamblea, que esta estrategia anticriminal forma parte de un proyecto elaborado por el Sistema de Integración Centroamericana (Sica).

"Lo que nosotros traemos es básicamente enmarcados en el documento de Sica que fue presentado hace un par de semanas, particularmente nosotros de alianzas regionales y establecimiento de iniciativas que permitan acciones de región". La propuesta consiste en la creación de Consejos Regionales de Seguridad, para que existan mayores armas para el combate del crimen organizado, explicó Canahuati.

En ese sentido, se propone que los Estados formen sistemas de inteligencia multinacionales, en vista de que el tráfico de drogas y otros ilícitos son industrias que trascienden las fronteras de los países.

Puso como ejemplo que Panamá tiene el Instituto de Inteligencia y "habría que ver cómo incorporamos ese instituto a nivel regional" para que le sirva a los demás países del área.

"Cuando hablamos de regional estamos hablando de toda América Latina y el Caribe, estamos hablando de todo un proceso del fortalecimiento de las policías, de toda la parte de rehabilitación y reinserción del delincuente", agregó.

En el renglón de prevención del delito también hay un componente importante para que los países de la región se colaboren en ese sentido.

La estrategia también le apunta a mejorar el intercambio de información sobre las operaciones de las bandas delictivas y optimizar los procesos de congelamiento de bienes producto del narcotráfico y detección de lavado de activos. La homologación de leyes contra el crimen organizado forma parte del plan que Honduras, como parte de Sica, también hará a la asamblea de la OEA.

Para el caso, Honduras pondrá como ejemplo tomar sus leyes sobre confiscación administración de bienes de origen ilícito, que funcionan de manera más expedita para decomisar y manejar los recursos de los delincuentes que en otros países del área.

Desarrollo de la asamblea. La 41 Asamblea General se desarrolla desde este domingo 5 y hasta el 7 de junio en la capital salvadoreña y en ella se tratará el tema de la seguridad ciudadana en las Américas.

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, alabó, en la sesión de apertura de la asamblea, que el reingreso a la institución de Honduras representa un alivio porque se solucionó, junto a las elecciones en Haití las "dos crisis que más nos habían preocupado".

Mientras, el presidente de El Salvador, Mauricio Funes, también reaccionó con alegría por la vuelta del país a la OEA y destaco la labor de su nación para ese fin. "Quiero agradecer con cariño la presencia de los hermanos hondureños que se reincorporan, ha sido un largo proceso para llegar a este punto".

Respecto al tema de la criminalidad en la región que se discutirá en la asamblea, Insulza resaltó que las democracias se ven amenazadas por el crimen organizado.

El documento sobre la estrategia ya fue redactado por una comisión especial y serán los representantes de los países ante la OEA quienes harán observaciones para depurarlo más y dejar uno definitivo que sea firmado por los miembros del organismo continental. El proyecto se denomina Declaración y Plan de Acción de San Salvador sobre Seguridad Ciudadana en las Américas. Durante la primera sesión plenaria del lunes se tiene previsto, entre otras cosas, la elección del presidente de la Asamblea General. Mañana se aprobará el plan regional de seguridad.

Regreso. Honduras volvió a la OEA tras casi dos años de haber sido suspendido, el 4 de julio de 2009, mediante una resolución adoptada en una asamblea extraordinaria de la entidad para sancionar el derrocamiento del expresidente Manuel Zelaya.

Pero después de que el presidente Porfirio Lobo Sosa y el expresidente Manuel Zelaya suscribieran el Acuerdo de Cartagena, en abril pasado, la OEA desarrolló una asamblea extraordinaria para eliminar la suspensión. El Acuerdo de Cartagena, patrocinado por el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, y el de Venezuela, Hugo Chávez, contiene una serie de acuerdos políticos, como el apoyo del gobierno para que se haga una consulta popular.

La anulación de los juicios de corrupción entablados contra el expresidente Zelaya facilitó la firma del Acuerdo de Cartagena y posteriormente la reincorporación de Honduras a la OEA.

Insulza, dijo que la reincorporación de Honduras a la OEA no significó una "amnistía" para las violaciones de derechos humanos en el país. Sin embargo, Honduras enfrenta el rechazo de Ecuador en esta asamblea al negarse el canciller de ese país a asistir al evento, porque considera que el país no debe regresar a la OEA si no hay sanción contra los que provocaron la separación del poder de Zelaya.

El canciller hondureño Mario Canahuati resta importancia a este hecho: "Lo importante es que estamos aquí como país participando de este evento que es sumamente importante, tengo entendido que el embajador de Ecuador va a estar presente en el evento, o sea que va a estar representado".

Un plan de alianzas regionales para combatir el crimen será la propuesta que llevará Honduras a la 41 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que fue inaugurada anoche, luego de haber sido reincorporada a este organismo.

Honduras gestiona reuniones bilaterales. El canciller Mario Canahuati sostuvo reuniones bilaterales con representantes de los gobierno de España, Chile e Israel con quienes acordó fortalecer la agenda de cooperación para el país.

Estas reuniones son parte de la agenda paralela a los actos de la 41 Asamblea de la Organización de Estados Americanos. Canahuati dijo que, por ejemplo, los representantes de España y Chile le pidieron una "lista de necesidades" del país para ver la posibilidad de atender esos requerimientos.

A primera hora Canahuati sesionó con Juan Antonio Yánez, secretario de Estado de Asuntos Exteriores e Iberoamérica de España, quien le indicó que existe la posibilidad de liberar una ayuda que estaba en reserva, aunque no especificó montos ni rubros a beneficiar.

Por su lado, el canciller de Chile, Alfredo Chame, con quien Canahuati conversó en horas del mediodía, manifestó que se buscará mejorar los procesos de cooperación y ampliar el intercambio comercial.

"Le he expresado al canciller que Chile está totalmente dispuesto a todo lo que tenga que ver con comercio, con inversiones, con cooperación y sobre eso le he dicho que podemos conversar en que sectores la cooperación puede ser más útil", indicó Chame.

El canciller hondureño también se reunió con la vicecanciller de Israel, Dany Ayalon, para discutir la posibilidad de recibir ayuda en materia de seguridad.